jueves, 22 de enero de 2015

Receta exprés: Pochas con borraja y choricito

A veces he tenido ganas de poner recetas de esas rápidas que hago simplemente dándole un toque a algo que ya viene en bote, muchas veces de cositas de Degustabox, pero generalmente las he ido poniendo en la entrada en la que presento todos los productos que vienen en la caja.

Pero hoy me he acordado del fantástico Falsarius Chef, que hacía tiempo que no visitaba su web, y he pensado que esta receta exprés le podía ser de utilidad a alguien, porque son del estilo de las de Falsarius, así que me he animado a crear un apartado para este tipo de recetas exprés... ¡espero ir poniendo entradas exprés a menudo y que os gusten!


El resultado ha sido muy bueno, ¡como hecho en casa de principio a fin!


INGREDIENTES
-1 bote de pochas de Navarra con borraja Gvtarra (560 gr. peso neto)
-1 cebolla
-1 cucharada de ajopere
-1/2 vasito de vino blanco
-1 trozo de chorizo sarta curado (yo de Guijuelo)
-1 cucharadita de pimentón ahumado
-Agua
-Sal



PREPARACIÓN
-Picar la cebolla finamente y pocharla en una cazuela con la cucharada de ajopere (si no tenemos ajopere, saltearemos un diente de ajo bien picadito en una cucharada de aceite de oliva y seguidamente añadimos la cebolla picada).
-Cuando la cebolla esté casi hecha, añadir la cucharadita de pimentón ahumado, sal al  gusto y 1/2 vasito de vino blanco. Subir el fuego para que evapore el alcohol.
-Mientras evapora el alcohol, trocear el chorizo en rodajas, meterlas en un bol apto para el microondas y cubrir con agua. Meter en el microondas 2-3 minutos.
-Una vez evaporado el alcohol y cocinado el chorizo, añadir el chorizo escurrido en la cazuela y el contenido del bote de pochas con borraja (no hace falta escurrir).
-Dejar que haga chup-chup mínimo 10 minutos a fuego lento, destapado para que sigan evaporando líquidos, y servir. Si lo dejamos más rato, el resultado será mejor, pues los sabores se mezclarán más.


NOTAS
-Hacemos el chorizo en el microondas para que no suelte toda su grasa en el guiso. Dependiendo del tipo de chorizo harán falta más o menos minutos de cocción. Si se trata de un chorizo fresco, necesitará más cocción y también soltará más grasa. Es importante escurrir el chorizo antes de echarlo al guiso. Si echamos el agua de cocción estaremos en las mismas, porque en este agua es donde está la grasa que queremos evitar añadir.
-Si no tenemos pimentón no pasa nada, pues el chorizo ya lleva y le aportará color.
-En la foto está todo lo cocinado, pero realmente este plato es muy grande, así que se puede repartir en 2 raciones, y acompañarlo de una ensalada verde completa, para estirar el menú para 2 comensales.



Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente la muestra de pochas con borrada de Gvtarra para probarla y reseñarla).

domingo, 18 de enero de 2015

Degustabox diciembre

¡Cómo me está costando la vuelta a la rutina! ¡Es bárbaro lo pronto que pierdes la costumbre de algo que llevas meses haciendo! Y es que esta vez ni siquiera echaba de menos la rutina por empezar a comer bien, porque he estado con un resfriado importante y los días que no han sido fiesta me he portado bastante bien (o eso creo, aunque la báscula, por si acaso, la guardé... jejejeje).

Cuando recibí la caja de diciembre de Degustabox recordé que el año pasado por estas fechas también venía miel en el paquete. "Jolín - pensé-... ¡parece que me espían por un agujerito y ven cuándo estoy resfriada para enviarme un botecito de miel!". ¡Y además zumo de limón! Pues ideal, porque así puedo tomar agua calentita con miel y limón, sin tener que exprimirlos.
Y bueno... también vienen muchos otros productos, que ahora los veréis, a ver qué os parecen.


Si todavía no sois fans de su página en Facebook os estáis perdiendo la oportunidad de participar en concursos y estar informados de todas las novedades. También os recuerdo que en Twitter podéis contactar con ellos a través de su cuenta, o mencionarles @Degustabox.

Ya sabéis que cada caja tiene un precio de 14,99 € (gastos de envío incluidos), pero podéis adquirir la primera caja por 9,99 € si ponéis como código promocional 4U4NC.


Si queréis ver el contenido de las otras cajas que ya he recibido, podéis chafardearlas aquí.

Aquí tenemos el lote al completo de este mes:


Y comenzamos, veréis que hay productos muy interesantes:



¡Qué chulada de envase! Sobrecitos monodosis de 12 ml. variados: 6 de aceite de oliva virgen extra, 2 de vinagre balsámico de Módena y 2 de vinagreta (AOVE+vinagre balsámico).
Ideales para llevar. El sobrecito es duro por la parte de atrás, y lo debes doblar, de manera que rompes la unión central que lleva y el producto cae por enmedio sin ensuciarte nunca las manos. Además, con sólo 2 dedos puedes rebañar todo el producto del envase:


El producto es de muy buena calidad, y el envasado es perfecto. Me parece ideal para llevarlo al trabajo o de excursión. Me ha parecido genial, aunque si sueles comer ensaladas muy a menudo en el trabajo, usarlo a diario saldría demasiado caro. Si ese es tu caso, mejor guardarlo para situaciones concretas en las que no quieras ir cargado con botellitas o sepas que no tendrás demasiadas comodidades y temas la posibilidad de mancharte.

Producto muy recomendable.

-----



Me han gustado mucho: buen sabor, pochas de buena calidad muy enteras y borraja muy tierna, sin hilos ni partes duras que debas sacarte de la boca.

Hay mucha gente a la que le cuesta mucho comer legumbres, no tanto porque no le gusten sino más bien porque les cuesta cocinarlas. Hay muchas legumbres ya cocidas, pero si viene la legumbre sola también requiere alguna preparación extra, con lo que siguen siendo poco atractivas para algunos consumidores. Para ellos son ideales estas mezclas de legumbre+verdura, que se pueden tomar tal cual. Yo igualmente, las adorné un poco para hacerlas más gustosas y atractivas. Pronto las veréis, a modo de receta exprés, inaugurando una nueva versión del blog de recetas rápidas que espero que os guste.

Si las tomas sin añadirles nada más, serán 1 ración muy completa. Si les añadimos alguna cosa sirven para 2 raciones de plato no muy grande, y podemos acompañarlas de una ensalada variada para tener el menú completo. 
Producto muy recomendable para tener en la despensa. 

-----

Solimón (1,05 €)


Yo soy muy limonera, me encanta para el pescado, y a veces le pongo muuuuuucho limón. Para ensalada por ejemplo, no, porque soy más vinagrera que limonera. 
Cuando me hago zumos de naranja o mandarina, también le suelo agregar el de medio limón, que también tiene mucha vitamina C y es ideal para evitar infecciones. 
Varias veces había comprado otros productos similares, para usarlos principalmente cuando me entra el pavor de que necesito limones y no tengo, pero su sabor no se parecía al de un limón recién exprimido. Nunca había comprado Solimón.

Lo primero que hice fue echarme unas gotas en una cuchara y probarlo tal cual. Es lo más parecido al limón exprimido que he probado, aunque sigue sin ser completamente igual. Esta vez sí que me servirá para sustituir el limón en casos que me haga falta, aunque no en todas las situaciones, ya que para echar por encima al pescado el limón natural sigue siendo infinitamente mejor. Para lo demás sí que lo usaré y sé que me resultará divino:
-Añadir a un zumo de naranja
-Hacer limonadas o simplemente saborizar el agua
-Tomarlo en agua con miel para la garganta
-Añadirlo a bizcochos
-Para macerar y adobar carnes o pescados
-Limpiar otros vegetales o hacer que éstos no se oscurezcan en la cocción


Aquí aliñé unas alcachofas y unos mejillones al natural con una mezcla de líquido de las alcachofas con Solimón, pimienta, pimentón, ketchup y un chorrito de miel Luna de Miel. ¡Muy rico!

Un buen producto, sobre todo para aquella gente que usa poco el limón y si los tiene naturales en casa se le acaban secando o estropeando.

-----



Unos fideos bajos en grasas y en calorías con miso, gambas y ajo. 
Hay que añadir agua hirviendo hasta la marca (pero por dios, ¡con estos envases siempre dudo dónde está la dichosa marca!), colocar la tapa encima para que repose 3-4 minutos, luego destapar y reposar otro minuto más antes de consumir. 
Otras veces que hemos recibido alimentos de fuera llevaban la etiqueta encima con toda la información en castellano. Esta vez no y eso no me ha gustado (puede haber quien tenga dificultades para entender las instrucciones y creo que legalmente debería llevar la etiqueta traducida).

Los cociné en el trabajo, así que no hice foto. Los fideos están buenos pero el condimento está demasiado fuerte para mi gusto. No le encontré sabor a gambas y el ajo y los picantes estaban demasiado presentes. Y por el nombre pensaba que llevaría miso, pero entre los ingredientes no lo he visto... qué raro...
Sinceramente, me comí los fideos pero intentando no "cazar" ninguna pizca de condimento. El líquido lo tiré.

No me ha gustado esta variedad. No dudo que alguna otra variedad sería de mi agrado, pero ésta me ha decepcionado. 
De todas formas, el tipo de envase está muy bien, quizá mejor que otros envases de cartón. Además, la tapa cierra perfectamente después de preparados, así que puedes prepararlo completamente en casa y llevártelo por ahí ya listo para abrir y comer (aunque los consumas a temperatura ambiente).

-----



Alguna vez ya os he explicado que antes no me gustaba la miel. Recuerdo las infusiones de tila con miel incorporada que tomaba mi hermana en épocas de exámenes, para controlar los nervios, y no soportaba el olor.
Tampoco soportaba tomar leche con miel, pero eso, después de muchos años, he descubierto que era por el pavor que le tenía a la leche (siempre que la tomaba me sentaba mal, hasta que decidí probar con la leche sin lactosa y se me abrió el cielo).
Así que la miel... ni olerla.
Luego llegó mi marido a mi vida, y en su casa son muy mieleros. Empecé a introducir la miel en mi alimentación, y le pillé el tranquillo. Sobre todo, después de eso, descubrí que las mieles suaves sí que me gustan, aunque no llegaré al extremo de tomarme un crêpe relleno de miel, pero sí es mi gran aliada sobre todo en situaciones como ahora, que estoy resfriada.


Ya he probado otras mieles y productos de Luna de Miel, y me parecen estupendos. Lo innovador esta vez es el pequeño envase de 100 gr., ideal para llevar y echarle un chorrito al café de la cafetería del trabajo, para endulzar un yogur o para gente que consume poca miel y no quiere comprar un envase grande que acabe estropeándose (aunque la miel tiene una caducidad bastante larga) o que le ocupe mucho en la despensa. El antigoteo es ideal para no ensuciar nada y dosificar la cantidad que queremos, ni más ni menos.

-----



Patatas muy ricas, con sabor a churrería. Muy crujientes, aunque no hemos llegado a notar excesiva diferencia entre las Supreme extra crujientes y las Caseras. Generalmente no tenemos un interés especial en las extra crujientes, pero como entre éstas no había tanta diferencia, nos han resultado perfectas las dos.


Un precio asequible, otras veces hemos recibido patatas de precios superiores que no eran necesariamente más buenas, aunque hemos encontrado algunas con los bordes un poco verdes o negruzcos. Calidad-precio muy bueno. Recomendables.

-----



Hace unos meses también recibimos otros sabores de Zumosol. Esta vez tocaba zumo de uva y el archiconocido melocotón y uva. Zumos 100% exprimidos, y nada más. No llevan ningún añadido ni son zumos concentrados a los que les han quitado el agua para luego añadírsela.

Por eso estos zumos había que tomarlos tal cual, para apreciar su sabor sin nada que los enmascarase. El de uva estaba divino y el de melocotón también, que lo tomó mi marido porque yo soy alérgica. Sobre todo él suele consumir zumos para el almuerzo en el trabajo, y éstos están mucho más buenos que los que compramos habitualmente de marca blanca.

Perfectos y recomendables, aunque a un precio muy superior a otros también de marcas. El envasado en botella es mucho más atractivo y fácil de tomar, pero no es tan fácil de almacenar como los bricks que tienen forma más regular.

-----



Sin duda el producto más sorprendente de la caja de este mes. ¿Agua de mar? pero...... ¿eso se puede consumir? Pues se ve que sí, y yo ni sabía que existía. Luego he visto que muchos profesionales y blogs ya habían hecho reseñas del producto, y le han otorgado ya varios premios gastronómicos.
Se trata de agua de mar, sometida a un proceso de filtración y esterilización para ser apta para el consumo. Indica que aporta todos los minerales y oligoelementos presentes en el mar y que nuestro cuerpo necesita y además realza el sabor de los alimentos con los que se usa.

¿Y cómo se usa? en la imagen de debajo te indican algunos de los usos, pero no todos, ya que en la página web te da muchas más ideas.
Depende del uso que se le quiera dar, se usará una u otra proporción de agua de mar mezclada o no con agua dulce:


Y viene en una bolsa que incorpora un grifo que podemos sacar por un lateral de la caja, tal como veis en la imagen.


Yo la he usado para lavar lechuga y cocinar patata hervida, por el momento. 
En la lechuga no encontré que absorbiera el sabor, y tuve que añadirle algo de sal después, aunque es verdad que sólo la limpié con la proporción 1mar+2dulce, y luego la centrifugué tanto que creo que no quedaron restos. Debería haber pulverizado un poco de agua de mar o haberla dejado un poco mojada. 
Las patatas quedaron fantásticas. La proporción no la seguí al pie de la letra 1mar+2dulce como decía en el papel, sino que eché un cuarto más de agua de mar. 
Lo usaré para otros alimentos, como pasta o arroz, y me parece muy buena idea usarla para preparar bebidas isotónicas, aunque no creo que vaya a llegar a darle este uso. Si me sigue resultando como con estas dos pruebas, quizá la gastaré antes de que me dé tiempo a experimentar con otras cosas más especiales.

No sé si después de gastarla la volveré a comprar, aunque me dé buenos resultados. 
He hecho un cálculo muy a groso modo, teniendo en cuenta las cantidades diarias recomendadas (CDR) de algunos minerales en relación a la cantidad que podría ser ingerida usando el agua de mar de manera habitual en la cocina, y considero que son unas cantidades mínimas, excepto en algunos en concreto como el magnesio. Quedaría saber si las CDR de estos minerales son fácilmente asimiladas a través de otros productos en la alimentación o si realmente el consumo de agua de mar es de gran ayuda para el consumo de algunos de ellos, a los que no llegásemos por la ingesta de otros alimentos, así que le he preguntado a un experto en biotecnología y alimentación si los minerales que nos pueda proporcionar serían destacables y se podría considerar que realmente nos está aportando un beneficio a la dieta:



J. M. Mulet (próximamente os explicaré por qué se me ocurrió preguntarle a él) primero me indicó que el agua de mar -sin tratar- no era apta para su consumo en crudo, pero luego especificó, como yo ya pensaba, que el aporte de minerales que nos proporcionaba el agua de mar tratada no sería destacable si ya seguimos una dieta completa y equilibrada, excepto si acaso, en el aporte de yodo.

Así pues, considero que los valores más destacables de este agua son:
-Intensificación de aromas y sabores de los alimentos
-Sustitución de la sal común por ésta, aportando un sabor más intenso con menos sodio
-En el caso de su uso para preparación de bebidas isotónicas se me ha ocurrido comparar con otras bebidas isotónicas del mercado, y tiene un buen aporte en relación a otras, aunque con muchísimo más sodio que en las bebidas preparadas (consumir un litro de bebida preparada con agua de mar aportaría 2,89 gr. de sodio, algo más de los 2,4 gr. de CDR recomendados) y magnesio (consumir un litro de bebida preparada con agua de mar aportaría 320 mg. de magnesio, algo más de los 300 mg. de CDR recomendados).

Para el uso en cocción, descongelación o aliño entiendo que sólo debemos valorar el matiz organoléptico que aporte a los platos, no el aporte de minerales.

Y hasta aquí mi humilde opinión, que en absoluto es de una experta ni en temas de nutrición ni de gastronomía, pero me encanta ir un poquito más allá...

-----



Barquillos ligeros, sin azúcares añadidos, rellenos de crema de vainilla. No se nota que no lleven azúcar, ni fructosa ni sacarosa, están muy logrados. A mí me gustan mucho los barquillos rellenos de nata o vainilla, mucho más que rellenos de chocolate, así que he disfrutado con ellos.
Lo que sí he encontrado que el paquete es algo grande (8 barquillos, 70 gramos en total) si se trata de 1 ración (consumes 143 kcal.). Deberían venir 6, creo yo, para tomarlos de una vez sin pasarte demasiado.

Buena opción para comprar de vez en cuando si quieres reducir tu consumo de azúcar.

-----



No soy muy amiga de las pasas, pero tengo que reconocer que han sido toda una sorpresa. El chocolate negro está muy bueno, y el interior blandito con uvas pasas sin hueso. Ideal para una sobremesa, o para acompañar el café.



Esta caja ha venido llena de productos innovadores, ya sea por el producto en sí o por el envasado. Los que más me han gustado han sido los sobrecitos monodosis de Maeva y el envase de Luna de miel. También las pochas Gvtarra me han sorprendido gratamente. El producto más polémico, sin duda, el agua de mar, que todavía me queda experimentar mucho con ella. El que menos me ha gustado, los noodles de Kent's Kitchen, porque me resultaban muy picantes.

¿Os vais a animar a probar alguno de estos productos?


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).


domingo, 4 de enero de 2015

Yogur de vainilla con muesli

¡Feliz año nuevo!

¿Qué tal han ido las fiestas? a mí aún me quedan 2 celebraciones: Reyes y mi cumpleaños... pero ya tengo ganas de comer "de dieta"... jejejeje.

He escondido la báscula muy bien escondida para no llevarme el disgusto de lo que habré engordado en fiestas, así que mira, mientras no me la encuentre en el armario, viviré "feliz"... 

Ahora que tenemos unos días de margen antes de otra comilona, podemos hacer alguna cena medio ligera, sólo con yogur y muesli, que nos satisfará lo suficiente y nos dará un poco de tregua al estómago...
Como estos yogures caseros que os presento son light y además están hechos a partir de un yogur probiótico ("de envase verde", ya me entendéis), podemos considerar que estamos haciendo el mismo bien por nuestro cuerpo que lo que publicita el Arguiñano estos días en la tele... :-)


INGREDIENTES
-1 litro de leche desnatada sin lactosa
-1 yogur bio natural sin azúcar (no desnatado)
-2 cucharadas colmadas de leche en polvo
-2 cucharadas colmadas de edulcorante en polvo apto para cocinar (Día) o sirope de ágave
-3 cucharadas de sirope de vainilla (o 2 cucharadas rasas de esencia de vainilla líquida concentrada)


PREPARACIÓN
-Conectar la yogurtera con los vasos de yogur sin tapa dentro, por una media hora mínimo antes de llenarlos.
-Al cabo de esa media hora, calentar la leche en el micro 2:30 minutos.
-Añadir todos los ingredientes a la leche caliente. Batir con batidora de brazo el tiempo justo para ver que no hay ningún grumo.
-Echar en los recipientes, y mantener en la yogurtera durante 9-10 horas.
-Una vez pasado este tiempo, taparlos (puede ser que se cierren al vacío).
-Meter en la nevera y esperar unas 5 horas antes de tomarlos. En la nevera acaban de coger la consistencia de yogur.

Luego simplemente quedará pasar el yogur a un bol y añadir el muesli de avena y chocolate de Kölln. También podemos mojar alguna galletita... :-)


NOTAS
-He probado a hacer estos yogures de vainilla con esencia líquida concentrada (la que se encuentra generalmente en los súper), y no me ha gustado el resultado. Posteriormente encontré en Makro unos botes de sirope de vainilla de su marca propia que sí le dan el sabor que yo buscaba.
-El muesli de chocolate Kölln me ha gustado mucho. Para tomarlo en la leche no, porque no flota sino que se va al fondo, y tienes que andar pescándolo con la cuchara, cosa que no resulta cómoda. En un yogur o para hacer bizcochos u otros dulces también debe resultar ideal, aunque yo no lo he probado, porque hace tiempo que no hago dulces.
-Las galletas de mantequilla Walkers también están buenas mojadas en el yogur.

Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras de muesli avena con chocolate Kölln, y las galletas de mantequilla Walkers para probarlas y reseñarlas).

lunes, 29 de diciembre de 2014

Espinacas rehogadas al pimentón (con patata o calabaza)

¿Qué tal han ido los días de fiesta? Ahora quedan unos pocos más, pero seguro que ya estamos un poco asqueadetes de comilonas. Quizá no comemos tanto (o sí) pero muchas veces lo que nos sienta mal es comer tantas cosas diferentes a la vez, y ahí es donde el estómago tiene que trabajar extra para separar todo el desbarajuste que le hemos metido de golpe.

Yo estos días, hasta la cena de Fin de año, voy a comer ligerito, mucha verdura que es lo que más echo de menos estos días. Hoy tocas unas espinacas, que les daremos un poco de alegría para que no sean simplemente hervidas, pero igualmente van a ser reconfortantes y nos van a ir perfectamente.
Además, de 2 maneras diferentes, al gusto de cada cual.



Espinacas rehogadas con patata

INGREDIENTES
-1 bolsa de 300 gr. de espinacas (o acelgas) limpias por persona
-1 patata mediana
-Pimentón ahumado dulce de La Vera
-Sal

PREPARACIÓN
-Cocinar las espinacas con la patata troceada al vapor en la olla rápida por 3-4 minutos.
-Pese a que estén hechas al vapor, dejarlas escurrir o chafarlas con la cuchara para eliminar el exceso de agua. Reservar
-En la misma olla, echar una cucharadita de ajopere y pimentón ahumado al gusto. Remover hasta que el pimentón se haya tostado un poquito.
-Añadir las espinacas con patata y remover con un tenedor chafando la patata hasta que se integre todo completamente. Salar al gusto. 



Espinacas rehogadas con calabaza y frankfurt

INGREDIENTES
-1 bolsa de 300 gr. de espinacas (o acelgas) limpias por persona
-1 trozo de calabaza equivalente a una patata mediana
-Pimentón ahumado dulce de La Vera
-Sal
-1 frankfurt

PREPARACIÓN
-Cocinar las espinacas con la calabaza troceada al vapor en la olla rápida por 3-4 minutos.
-Pese a que estén hechas al vapor, dejarlas escurrir o chafarlas con la cuchara para eliminar el exceso de agua (la calabaza también tiene mucha agua). Reservar.
-En la misma olla, echar una cucharadita de ajopere y el frankfurt troceado. Saltear.
-Echar después el pimentón ahumado al gusto. Remover hasta que el pimentón se haya tostado un poquito.
-Añadir las espinacas con calabaza y remover con un tenedor chafando la calabaza hasta que se integre todo completamente. Salar al gusto. 



NOTAS
-Con muy pocos ingredientes y muy poco trabajo tendremos unas espinacas apetecibles (las que incluyen los frankfurts pueden servir de plato único), alejándonos un poco de las típicas hervidas.
-El pimentón ahumado de La Vera le da un sabor característico espectacular.
-No dudes en sustituir las patatas por calabaza en tus platos de verdura. Sus usos son similares pero la calabaza tiene unas 6 veces menos de kcal. que las patatas. Si quieres ahorrar calorías, la calabaza es la solución.
-Se puede añadir un huevo cocido cortado a cuartos, o chafarlo con las acelgas. También será delicioso.

Y con esta receta, aprovecho para felicitaros y desearos lo mejor para el nuevo año... NOS VEMOS EN EL 2015!!!!

martes, 23 de diciembre de 2014

Tarta de queso salada

Últimamente tengo mi vena inventiva bastante aletargada, será que está medio hibernando... pero el otro día tuve una ocurrencia, y la puse en práctica después de buscar si alguien había inventado algo similar. Está claro que siempre hay alguien por delante de los otros, y hay algunas con la misma idea circulando por la red.
Además, coincidió que recién recibí la última caja de Degustabox del año, y con ella el ingrediente que me faltaba para la capa de cobertura... ¡GENIAL!


Después de chafardear esta receta de Sesé San Martín y esta otra de Mis Thermorecetas solo quedaba meter mi vena inventiva en agua templada para que despertarse poco a poco de la hibernación ¡y ponernos a trabajar!

El resultado fue genial, y os la recomiendo como aperitivo para estas fiestas... ¡seguro que gusta!


¡FELICES FIESTAS!


INGREDIENTES

BASE
-100 gr. de galletitas saladas (yo Quely tapas)
-4 cucharadas de olivada/tapenade (opcional)
-60 gr. de aceite de oliva o mantequilla (si usamos olivada, reduciremos esta cantidad, para usar sólo la necesaria para que la base tenga la textura apropiada)

CENTRO
-200 gr. de queso crema de untar
-150 gr. de rulo de cabra
-​200 ml. de nata de cocina (un brick pequeño)
-1 sobre de gelatina en polvo (o 6 hojas de gelatina)

COBERTURA
-1 bote de mermelada de pimiento asado de 350 gr. (yo Hero Maridaje del Chef)
-3 hojas de gelatina (o 1/2 sobre de gelatina en polvo)

DECORACIÓN
-Crema de balsámico de módena para decorar


PREPARACIÓN

BASE

-En la picadora (o accesorio similar), pulverizar las galletitas para que queden como polvo.
-Añadir la olivada y seguir "batiendo". Añadir el aceite/mantequilla hasta que la mezcla tenga consistencia y se pueda moldear, pero no quede excesivamente aceitosa.
-Colocar en un molde desmontable o aros de emplatar una cantidad de la mezcla de la base, y apretar bien ayudándonos de una cuchara o las propias manos, para que quede bien compacto.
-Reservar en la nevera.

CENTRO

-En un cazo, echar la nata y poner al fuego a calentar.
-Añadir los quesos (el de cabra, quitando el borde de moho), y deshacer removiendo con una cuchara.
-Cuando dé el primer hervor, apagar el fuego. Añadir el sobre de gelatina (o las hojas de gelatina previamente hidratadas según instrucciones del envase), y remover.
-Dejar que temple la mezcla y echarla por encima de la base en los moldes.
-Reservar en la nevera durante 2 horas.

COBERTURA

-Calentar el bote de mermelada de pimientos sin tapa en el microondas durante 1 minuto o minuto y medio (o hasta que esté tibia).
-Añadir las hojas de gelatina previamente hidratadas y remover hasta que se disuelvan.
-Dejar que temple la mezcla y echarla por encima en los moldes. La mezcla del queso ya habrá cuajado lo suficiente como para que la cobertura no se hunda.
-Dejar en la nevera al menos otras 2 horas, para que todas las capas cuajen completamente.

DECORACIÓN

-Servir en pequeñas porciones ya cortadas, con reducción de balsámico de módena por encima para decorar, como si se tratase de sirope o caramelo.


NOTAS
-Se puede eliminar la olivada/tapenade si no les gusta a los comensales, ya que ésta da un gusto muy intenso. En este caso, se pueden añadir algunas hierbas aromáticas a la mezcla.
-La elección del tipo de queso para la parte central va al gusto de los comensales. He elegido el rulo de cabra porque funde bien, pero se pueden añadir quesos más fuertes si así se desea.
-En esta mezcla, el sabor a rulo de cabra no es excesivamente fuerte, ya que queda muy suavizado con el queso crema y la nata, pero a su vez es lo suficientemente apreciable al paladar para que guste a todo el mundo.
-La mermelada de pimientos se puede sustituir por mermelada de tomate si no les gusta a los comensales. No recomiendo mermeladas de otras frutas, pues serían excesivamente dulces para el plato.
-Se puede servir en vasitos de chupito o de aperitivo. En ese caso se recomienda acompañarlo con una cuchara de café, pues una de postre no cabría o resultaría excesivamente grande.



Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente la muestra de mermelada de pimiento asado Hero Maridaje del Chef y las galletitas Quely tapas para probarlas y reseñarlas).

sábado, 20 de diciembre de 2014

Colas de rape en salsa de bogavante y sidra

Cuando probé la crema de bogavante y cigalas de Knorr no la vi como para tomarme una taza así, tal cual, así que decidí usarla como base de una salsa para pescado. La verdad es que acerté, y la salsa estaba para mojar pan.



INGREDIENTES
-4 colitas de rape (yo congeladas)
-1 envase de crema de bogavante y cigalas Knorr
-1/2 botellín de 25 cl. de sidra The Good Cider Manzana
-Gambas peladas al gusto
-Sal o ½ cacito/pastilla de caldo de pescado (yo cacito Knorr)
-2 cucharadas de cebolla frita crujiente
-Eneldo o perejil para decorar


PREPARACIÓN
-Verter toda la crema en una cazuela ancha donde vaya a caber todo el pescado sin amontonarse.
-Añadir la sidra y poner a fuego fuerte, removiendo para que evapore el alcohol.
-Cuando ya no huela a alcohol, catar y valorar si se quiere condimentar con sal o pastilla de caldo. Rectificar al gusto.
-Bajar el fuego y añadir la cebolla frita crujiente y las colas de rape limpias (sin piel ni aletas, y descongeladas) y dejar que haga chup-chup hasta que el pescado esté cocinado (unos 4 minutos por cada lado).
-Apagar el fuego y añadir las gambas peladas, que se cocinarán con el calor residual.

-Servir una cola en cada plato, con salsa por encima. Espolvorear perejil. Si es fresco, mejor.


NOTAS
-La sidra le da un sabor muy fresco al plato, y aligera la textura de la crema de bogavante, para que se convierta en una salsa fantástica para mojar pan.
-Cuidado con las gambitas, si son pequeñas como éstas y las añadimos antes de apagar el fuego, nos quedarán resecas.
-Un toque de lujo, ideal para estas fiestas.


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras de crema de bogavante y cigalas Knorr y la sidra The Good Cider Manzana para probarla y reseñarla).

martes, 16 de diciembre de 2014

Degustabox noviembre (especial Navidad)

Ya queda poquito para Navidad! Yo no soy navideña, al menos no desde hace años. Tampoco pongo muchas recetas de la época en el blog, porque mi cocina es de diario, fácil, para comer bien sin estar demasiado tiempo entre los fogones, y porque no solemos hacer las celebraciones en mi casa, y por tanto no llevo el peso de la preparación de los menús.​

Igualmente, siempre cae algún plato que aunque sea fácil, quede más vistoso y no es de lo que solemos comer habitualmente.
Así pues, con esta entrada de Degustabox inauguro la temporada navideña 2014, y a continuación publicaré algunas recetitas que pueden serviros de ideas para vuestros menús, con algunos productos de los que venían este mes. Por supuesto, siempre fáciles de hacer. Esta caja me ha cundido para unas cuantas cosillas interesantes.

Si todavía no sois fans de su página en Facebook os estáis perdiendo la oportunidad de participar en concursos y estar informados de todas las novedades. También os recuerdo que en Twitter podéis contactar con ellos a través de su cuenta, o mencionarles @Degustabox.

Ya sabéis que cada caja tiene un precio de 14,99 € (gastos de envío incluidos), pero podéis adquirir la primera caja por 9,99 € si ponéis como código promocional 5Z5RJ.


Si queréis ver el contenido de las otras cajas que ya he recibido, podéis chafardearlas aquí.

Aquí tenemos el lote al completo de este mes:


Y aquí comenzamos con la reseña de cada producto, uno a uno.




El año pasado también probamos algunas cremas de verduras Knorr. Me resultan una buena solución para la típica cena en que no tienes demasiada hambre pero quieres algo más consistente que una sopa o consomé, y te apetece comer calentito (no una ensalada o algo de fruta...)


Esta crema está bastante bien, tiene una textura muy suave en la boca, aunque le encuentro ese punto de sabor diferente que tienen las cremas preparadas comparado con los caseros, no sé si es sabor a industrial, a algunos "polvos"... La composición nutricional es bastante decente, y como está bastante buena, aceptamos tenerla en la despensa, ya que tiene larga duración y no necesita nevera.


Yo la acompañé con unos pimientos rojo y amarillo asados y unas semillas de lino y de girasol.


-----

Knorr crema de bogavante y cigalas (2,94 €)


Tiene un sabor a marisco correcto, pero al probarla no me vi como para tomarla así, tal cual, con cuchara, así que decidí usarla como base para una salsa, que os mostraré en la siguiente entrada. El resultado fue muy bueno, para mojar pan. Os daré muchos más detalles cuando la publique.

-----

Mini gofres Lotus Bakeries chocolate y original (0,25 €/ud.)


Estos minigofres son una idea fantástica para llevarlos como snack en el bolso. Aceptamos que no son el snack más saludable, pero para tratarse de carbohidratos no tienen unos ingredientes ni composición nutricional espantosa, ni mucho menos. Así que le damos el visto bueno. Además, al ser pequeñitos tampoco nos estamos pegando un atracón...

Lo malo es que si los llevamos para tomar fuera de casa no los podremos calentar, que es como más buenos están.

Nosotros los calentamos unos segundos en el micro, y nos comimos medio cada uno... vamos, 2 bocaditos de nada. Me sorprendieron los dos. Pensé que el gofre sin chocolate estaría algo insípido, pero tenía un gustito a azúcar muy agradable. El de chocolate estaba también muuuuuuuuuy bueno, pero casi que me quedo con el clásico.

Por supuesto nos quedamos con ganas de una docena más de cada... jejejejeje.

-----

Valor Crocan chocolate con leche + american brownie (1,05 €)


En la caja Degustabox del mes pasado venía la variedad de Valor Crocan chocolate con leche + crujiente y dulce de leche, y como la teníamos bastante reciente hemos podido comparar fácilmente. Nos ha gustado más esta variedad, porque no es tan dulzona como la otra (es lo que tiene el dulce de leche, que es empachoso como él solo…).

Como siempre, los chocolates Valor no dejan indiferente. Es posible que lo volvamos a comprar.

-----

Mermelada de pimiento asado Hero Maridaje del Chef (1,75 €)


Me encantan las mermeladas de hortalizas, y de cosas que generalmente las comemos en versión salada: tomate, pimientos, cebolla, calabaza… Con esta no iba a ser una excepción, claro está. Además, nada más ver el envase ya sabía yo qué uso le iba a dar… y el resultado fue fantástico, pero deberéis esperar para verlo en una de las próximas entradas.

Se nota una mermelada muy artesanal, tiene algunas pizcas negras, que suelen ser de la piel de los pimientos después de asadoss. Una textura muy rica al paladar, y perfecta para combinaciones salado-dulce. Ideal para estas fiestas, sin lugar a dudas.

-----

Walkers-shortbread fingers (1,39 €)


Hacía mucho que no comía galletas de mantequilla, de las típicas de la caja redonda de lata, que luego se transforma en caja para los utensilios de costura… Por eso me hizo tanta ilusión recibir estas galletas.


Estaban fantásticas, eran similares a las variedades de las cajas de galletas danesas de mantequilla que más me gustaban, que eran menos crujientes, pero más gorditas, y por tanto te llenaban más en la boca. Ummmmmmmmmmmmm!!!!! 


No hemos sido capaces de hacer nada especial con ellas, ya que tener el paquete en la cocina, "por ahí encima" incitaba a ir cogiendo una, y otra, y otra… hasta acabar con ellas.

La verdad es que están muuuuy buenas, aunque tienen muchas "miguitas". Será por el tipo de paquete, que van rozándose unas con otras en el transporte. Aún por esto, casi todas llegaron enteras, no se rompen fácilmente.

-----

Muesli de avena y chocolate Kölln (3,80 €)


No soy mucho de desayunar cereales, y al muesli no le encuentro demasiado la gracia, aunque cuando lo como, me gusta. Es de esas cosas de comer que no me suelen apetecer, porque yo soy mucho más de salado, y como postre lo encuentro que llena demasiado. Como tenía que probarlo para hacer la reseña, me puse un poco en la leche. Evidentemente no flotaba, eso ya lo esperaba, y tuve que andar pescándolo del fondo del vaso, con la cuchara. Pero qué rico estaba… lleva copos de avena suaves y fuertes, crispies de avena y chocolate, crocantes de avellana y láminas de chocolate negro y con leche. 
Las láminas de chocolate están muy buenas, son pequeñitas pero dan el suficiente sabor al resto de ingredientes como para que te apetezca comer un poco más, y otro poco, y otro poco… Pero está claro que para tomar con leche no sirve.


Lo tomé con yogur casero (pronto la receta), y ahí la cosa cambió radicalmente. Aún más rico. Y ahora estoy pensando en añadirlo como ingrediente a un bizcocho o unas magdalenas. Seguro que le dará un toque original y requetesano, así que no hay más que decir!

Sé que este paquete no quedará abandonado en el armario como me ha pasado con otros mueslis menos atractivos. Me ha gustado, ¡sí señor!

-----

The Good Cider  Manzana (Cider Jai Alai) (2,90 €/pack 4 ud.)


No soy de cavas ni sidras, pero éste me llamó la atención desde el principio por ese olor a manzana tan intenso. Eso la hace tener un sabor más refrescante y atractivo, así que me ha gustado más que otras sidras que he probado. Igualmente, la prueba de fuego será en fiestas, que la tomará mi padre, ya que a él le encanta.


Yo, aparte de tomar un poco para hacer la cata, la he usado para cocinar, y el resultado ha sido muy satisfactorio. Pronto lo veréis.

-----

Sal Costa Alta Cocina (1,95 €)


Hacía tiempo que no cocinaba a la sal, así que estaba encantada de ponerme a ello. La verdad es que no soy una experta en el tema, y generalmente cuando cocino a la sal la comida se cocina más de lo que debería (no le encuentro el punto), pero la verdad es que me gusta mucho y lo considero una forma muy sana de cocinar. Lo malo es que por mucho que la sal digan que no se pega a los alimentos, sí que queda sal enganchada, al no ser que sobes toda la comida para limpiarla bien, y al final la encuentro salada.

No sé ver demasiado la diferencia con otras sales para cocinar, pero sí que ha dado buen resultado, no se ha creado esa costra imposible de romper que me he encontrado con otras sales. Hasta una vez se rompió la fuente de cristal donde cociné y todo… jejejejeje.

Pronto colgaré alguna receta la mar de sencilla con esta sal, que espero que os guste.




Este mes los productos me han dado para varios inventos. De los productos que más me han gustado tenemos la mermelada de pimientos Hero, las galletitas Walkers y los gofres Lotus Bakeries (aunque me ha resultado muy pobre recibir sólo uno mini de cada), pero debo reconocer que todos los productos han sido fantásticos.


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).