domingo, 23 de noviembre de 2014

Estofado

Recuerdo que hace años mi padre hacía un estofado de patatas que quitaba el sentido. Muchas veces era sin carne, sólo patatas y pimientos... pero estaba de vicio.
Yo solía chafar todas las patatas con el tenedor, y así se integraban con el caldo. Ummmmmmmmm........ 


¡¡¡Papa, jopé!!! ¡¡¡a ver si me haces estofado un día de estos!!! Mientras tanto, yo lo hago como me parece... que éste está bien rico también. :-)

De todas formas, creo que esto no es un estofado como tal, porque en los estofados todos los ingredientes se echan a la vez, y aquí lo hemos hecho por partes, aunque yo, por el resultado global, lo seguiré llamando siempre estofado.



INGREDIENTES
-400 gr. de carne de magro de cerdo a tacos, para estofado
-1 patata grande
-1 cebolla
-1 zanahoria
-1 tomate maduro
-100 ml. aprox. de vino blanco
-200 ml. aprox. de agua
-4 cucharadas de aceite de oliva
-1 cucharadita de postre de pimentón dulce ahumado de La Vera
-1/2 pastilla de Avecrem
-1 pellizco de especias al gusto para carne (yo una mezcla que contenía romero, pimienta y nuez moscada, entre otras)


PREPARACIÓN
-En la olla rápida, poner 2 cucharadas de aceite de oliva y calentar. Echar la cebolla cortada finita y la zanahoria, pelada y cortada también a láminas finas.
-Cuando esté todo pochadito, añadir el tomate sin piel ni pepitas.
-Seguir pochando hasta que el tomate esté cocinado. Añadir el vino y subir a fuego fuerte para que se evapore el alcohol.
-Sacar esto de la olla y batir.
-En la olla de nuevo, poner 2 cucharadas de aceite y saltear la carne a fuego vivo para que se dore por fuera y así no quede seca (no importa si por dentro queda algo cruda).
-Sin sacar la carne de la olla, añadir el puré de las verduras pochadas, el pimentón dulce y el resto de especias. Agregar también el agua, y la media pastilla de Avecrem.
-Remover para integrar.
-Pelar, lavar y cortar una patata a trozos. Agregarla.
-Tapar la olla con su tapa a presión. Cuando coja presión, mantener unos 15 minutos a fuego suave, lo justo para que la olla no pierda la presión (que no baje la válvula).
-Dejar despresurizar.


NOTAS
-Si mantenemos tapada la olla (mejor con una tapa de cristal) mientras pochamos las verduras, evitaremos que se evapore su agua. Así no requemaremos el fondo de la olla y podremos usar menos aceite en la preparación.
-La carne queda tiernísima.
-Ideal para llevar en el tupper, está mejor al día siguiente, cuando los sabores se han integrado.
-También se pueden añadir guisantes o dejar las verduras sin batir, al gusto de los comensales.

miércoles, 19 de noviembre de 2014

Degustabox octubre

Con tanta ilusión tenía yo la ropa de entretiempo en el armario... y no he podido llegar a ponérmela más que un par de días... Ahora ya toca ropa de abrigo, aunque al sol hoy mismo había 22 grados de ná... Este tiempo es una locura, pero de momento estoy aguantando sin ponerme malita. Toquemos madera... jeje.

Hoy tenemos nueva caja de Degustabox, la de octubre.
Esta vez la caja venía cargada de "pan". Tostaditas para hacer tapas o canapés, palitos de pan, tortillas para fajitas y pan de pita... y algunas otras cositas, pero recetas no hay demasiadas este mes.

Si todavía no sois fans de su página en Facebook os estáis perdiendo la oportunidad de participar en concursos y estar informados de todas las novedades. También os recuerdo que en Twitter podéis contactar con ellos a través de su cuenta, o mencionarles @Degustabox.

Ya sabéis que cada caja tiene un precio de 14,99 € (gastos de envío incluidos), pero podéis adquirir la primera caja por 9,99 € si ponéis como código promocional CF6QM.


Si queréis ver el contenido de las otras cajas que ya he recibido, podéis chafardearlas aquí.

Y aquí tenemos el lote al completo de este mes:


Y ahora los productos uno a uno:

Quely: Quely tapas (1,15 €) y Quely palitos (0,65 €)


Me encantan los palitos de pan. Me parece un tentempié muy saludable, siempre que no lleven grasas malas, y éstos llevan aceite de oliva y de girasol, así que perfecto. Estos son muy ricos, ni demasiado gruesos ni demasiado finos, y con las pipas de girasol tienen ese punto que tanto me gusta. ¡Lástima que llegasen todos rotos!

Quely tapas está especialmente pensado para ser la base de aperitivos y tapas, que se pueden preparar con anterioridad y el pan no se reblandecerá ni romperá. Yo hice este picoteo, y la verdad es que aguantaron perfectamente. Además, el envase llegó prácticamente intacto, con todas las tostaditas enteras.


MINI-RECETA: Gambitas peladas y espárragos trigueros troceados a la plancha, sobre una base de allioli, y espolvoreados con una pizca de pimentón dulce. ¡Geniales!

 

Me han gustado mucho ambos productos, sobre todo Quely tapas. Es una buena idea para los aperitivos navideños, que estamos acostumbrados a presentar sobre los típicos volovanes o tartaletas, aunque también hay que tener en cuenta que estas tostadas son más densas y por tanto llenan más. 

-----

Santa Maria soft tortilla (1,60 €) (¿¿por dió... no tienen la página en un idioma que se entiendaaa??)


Desde que descubrimos este tipo de tortillas en casa, siempre solemos tener. Arregla una cena, que puede seguir siendo medianamente ligera si cuidamos los rellenos, ya que ingerimos menor cantidad de carbohidratos en comparación con una cena de bocata, pizza o sandwiches.

Estas tortitas nos han resultado más buenas que las de marca blanca que compramos de manera habitual, y han aguantado sin romperse diversos rellenos.

Se pueden calentar todas las tortitas en el microondas, y luego mantenerlas tapadas con un trapo de algodón, para que mantengan el calor.
A nosotros nos gusta más rellenarlas y pasarlas por una creperie, directamente en la mesa. Además, como ahora hace fresquito pero todavía no hemos encendido la calefacción, va de perlas el calorcito mientras se cena...

La verdad es que creo que lo que hemos hecho son fajitas, aunque me lío un poco con esta terminología (fajitas, quesadillas, burritos, enchiladas...).

MINI-RECETAS:
-Jamón dulce y queso (tipo sandwich mixto o bikini) -sin foto-
-Salmón ahumado, lechuga en tiras y guacamole
-Jamón serrano y queso de cabra




Están muy ricas, aunque no sabría decir si me gustan más que otras tortillas de marca que he probado. Sobre todo, es un tipo de producto recomendable para aquellos que no lo tengáis como básico en vuestra despensa. Además... también las hay en versión integral.

-----

Zumosol piña y naranja (0,69 €/ud.)


100% zumo de naranja exprimida, y zumo de piña. Sin azúcares, sin agua, no están hechos a base de concentrados. ¿Y cómo están? como cabía esperar... riquísimos. Así deberían ser todos los zumos. Fantásticos.

-----

Sal líquida Fossil River (2,30 €)


Conocía ya otras especias en formato líquido, como el azafrán de Carmencita, pero la sal no la había visto nunca.
Es sal líquida de manantial de la salina La Fortuna (Villena, Alicante), ligera en sodio, con extracto natural de pepino.


Yo la considero una sal para el aliño de los platos en crudo, y más aún por tener el extracto de pepino (no vas a saborizar un bistec con ella...).
La he probado en ensaladas, y me parece un buen invento, pero considero que tiene demasiado sabor a pepino. He visto en la web otras variedades, y creo que le daría más variedad de uso a otras (la de esencias mediterráneas -romero, orégano, tomillo y laurel- o la de ajo).

-----

Pan de pita integral Hatting Lantmannen (1,39 €)


Hace tiempo compramos pitas pero se nos desmoronaron al abrirlas para rellenar. Está claro que no las usamos como se debe (no recuerdo si no las calentamos, o lo hicimos demasiado...). Ahora sí las hemos usado bien, 2 minutos en la tostadora y está con la textura ideal para "rasgar" la parte superior y rellenarlas.

Admiten toda variedad de rellenos, para mi gusto ideal con rellenos en formato pequeño, con la ventaja respecto a las tortillas de trigo que no se cae el relleno por debajo.
Su sabor es muy bueno, y también arreglan una cena en un pispás.

MINI-RECETA: rellenarlas de lechuga, las carnes del puchero picadita (yo con pata de cerdo), y salsa al gusto (yo gaucha Ybarra, del pack Degustabox de julio).


Nos las comimos tan ricamente, el mismo día que probamos las tortillas de trigo haciendo fajitas, y volveremos a comprar pitas en breve.



-----

Halls Vita-C Fresa y Vita-C Lima (1 €/ud.)


Caramelos con vitamina C... Me parece bien, aunque hace poco leí que en España consumimos más vitamina C de la recomendada (aprovechad para leerlo, es interesante y desmontará el falso mito de que la vitamina C se evapora al instante del zumo de naranja). Así que no debería considerarse un motivo de peso para comprar estos caramelos.

Por otra parte, los caramelos de fresa no contienen azúcar, sino edulcorantes, pero los de lima sí que tienen azúcar.
De sabor me gustan más los de lima que los de fresa, independientemente del azúcar. Es por mi preferencia personal. De todas formas, no los considero demasiado especiales ni por sabor ni por beneficios (vitamina C).

-----

Valor Crocan (1,05 €)


Chocolate Valor con leche y crujiente dulce de leche y galleta. Me ha recordado a los turrones de chocolate, pero con la onza característica del chocolate Valor.


Tengo que reconocer que lo hemos vuelto a comprar. Mi marido es fan del chocolate a muerte, y le ha encantado. Para mi gusto, es demasiado empalagoso, por el dulce de leche.

-----

Caramelos Mentos choco (4 € = 1 €/ud.)


Imaginándome los caramelos Mentos originales, de menta, me daba poco menos que asquete imaginarme cómo serían estos caramelos. Pero no... nada de menta, sólo chocolate. Se trata de unos caramelos blandos de toffee, con corazón semi-líquido de chocolate o chocolate blanco, según la variedad.


Son bastante empalagosos (con uno ya te quedas satisfecha, sin ganas de más), pero no en el mal sentido, porque te quedas con la sensación de "por ahora ya está, pero a la tarde me comeré otro".


Con diferencia, prefiero los de chocolate blanco, aunque ambos están muy conseguidos.

-----

Mermeladas La Vieja Fábrica Cremosa melocotón y frutas del bosque (1,85 €/ud.)


Lo que me gustan las mermeladas, y lo poco que las tomo por la cantidad de azúcar que tienen... Pero bueno, de vez en cuando una se puede alegrar con un poquito... ¿o no?

Las mermeladas de La Vieja Fábrica siempre son garantía, es una marca de confianza. Esta variedad tiene una textura cremosa, sin trozos de fruta ni semillas, ideales para postres tipo tartas de queso, por ejemplo. 
La de frutas del bosque está bárbara (a mí me encantan los frutos rojos) pero la de melocotón no la he podido probar yo, ya que soy alérgica. Mi marido le ha dado el visto bueno y se ha zampados unas buenas tostadas con ella. 


Con la de frutos rojos veremos una recetilla en los próximos días :-)

-----

Links caramelo de Risi (0,30 €)


Recuerdo de pequeña los Triskys... oh, ¡qué recuerdos! y he ido directa a la página de Risi para verificar que todavía existen. Genial.
¿Os acordáis vosotros de aquella bolsita, con el muñequito éste de Risi en grande... y la boca transparente, a través de la cual se veían las bolitas? he vuelto a la infancia por momentos...
Y es que cuando íbamos a una tienda de chuches yo "pasaba" mucho de las gominolas y acababa comprando bolsitas de patatas, triskys o palomitas con miel, que venían en un bloque entero que había que ir rompiendo a medida que las comías... también eran mi pasión.

2 recuerdos de la infancia: triskys y palomitas de miel... ¡Doblemente melancólica! Así que toca abrir el envase para ver a qué saben estos Links...

¡¡Ummmmmmmmmm!! Se parecen mucho a esas palomitas de miel, pero éstas no tienen la parte dura del grano del maíz, es sólo la parte blanca.


En un instante nos acabamos la bolsita y nos quedamos con ganas de más, así que acabé haciendo unas palomitas dulces caseras... :-)



De esta caja, si me tengo que quedar con un producto para volverlo a comprar: Valor Crocan (de hecho ya lo he comprado); con un producto innovador, esta vez elijo 3: Mentos Choco blanco, Sal líquida Fossil River y Quely tapas; con un producto que me gusta, por que sí: Pitas Hatting y Links de Risi, que me ha hecho volver a la infancia por unos instantes.
El resto de productos, aunque me han gustado (esta vez me han gustado todos bastante) no sé si los volveré a comprar, al menos por el momento.


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).

martes, 4 de noviembre de 2014

Pollo a la cerveza con castañas

​¡Y sin darnos cuenta ya nos plantamos en noviembre!

El viernes pasado fue la Castañada (nada de Halloween, hombre!) y yo hoy estreno la manga larga… La verdad es que no recuerdo de otros años haber llegado a estas fechas con las temperaturas que hemos tenido hasta ahora, pero bueno... a mí, con lo que me gustan las castañas, me las como aunque esté en bañador. 

De hecho, en el Bierzo, recuerdo al abuelo de mi marido haciendo castañas en pleno agosto con un artilugio que parecía un tambor de lavadora… una imagen muy tierna, y las castañas buenísimas, después de llevar meses congeladas…

Este año todavía no ha ido nadie de la familia a apañar castañas del Bierzo (pequeñitas pero riquísimas), así que nosotros fuimos hace unas semanas al Montseny, con la esperanza de conseguir unas cuantas... pero no, sólo cogimos una. Aquello estaba a tope de gente (y como siempre, los padres se comportan con diferencia mucho peor que los hijos, disipando todo ápice de paz que pudiera quedar para los habitantes del bosque)... 
Por eso de momento nos conformamos con un botecito de castañas en almíbar y otro de castañas desecadas, que van genial para platos como éste… un fácil y rápido pollo a la cerveza al que le añadimos unas cuantas castañas… ¡Fantástico!



INGREDIENTES
-1 pollo a trozos (con o sin piel, según se prefiera)
-1 sobre de sopa de cebolla
-1 lata de cerveza (33 cl.)
-1 puñado de castañas peladas (las mías secas, pero pueden ser frescas también)
-1 chorro de aceite de oliva virgen



PREPARACIÓN
-En la olla rápida, echar un chorro de aceite y dorar pieza por pieza el pollo, a fuego fuerte. Es importante que el pollo quede dorado por fuera, aunque quede algo crudo por dentro. Así nos aseguramos que la carne quede sellada y no se pierdan los jugos. Reservar.
-Mezclar en un vaso grande o bol la lata de cerveza con el sobre de sopa de cebolla (se mezcla mejor con tenedor).
-Echar la mezcla en la olla, a fuego medio-alto y rascar el fondo con una cuchara de madera para desglasar los jugos que quedaron pegados al dorar el pollo. Mientras removemos, el alcohol de la cerveza se estará evaporando.
-Al cabo de un par de minutos, echar el pollo y remover. Añadir las castañas y cerrar la olla.
-Cuando la olla haya cogido presión podremos bajar el fuego para que no se requeme por el fondo, siempre que se mantenga la presión (cada uno conoce su olla…).
-Cocinar durante 10-15 minutos, apagar el fuego y dejar que la olla despresurice sola.


¡Listo!



NOTAS
-Esta es la receta del pollo a la coca-cola modificada, ya que he cambiado la coca-cola por cerveza, y he añadido las castañas. Se puede hacer con cualquier refresco a nuestro gusto (cada uno le da un regustillo diferente al plato), aunque yo suelo aprovechar para sacarme de encima cervezas que se me suelen quedar sin gastar y a veces hasta se caducan…
-No hay que sufrir por las grasillas que se quedarán repegadas al fondo, ya que luego lo despegaremos al echar el líquido, mientras frotamos con una cuchara de madera que no dañe el fondo de la olla.
-Si no tenemos olla rápida, lo podemos hacer al fuego tradicional, en ese caso lo dejaremos haciendo chup-chup una media hora. Las castañas las podremos añadir un poco más tarde, para evitar que se nos deshagan, y el resto de pasos se harán igual.
- Muy rico, suele ser comida de diario en casa, ya que se puede llevar en tupper y recalentar en el micro divinamente, sin perder jugosidad. Además, no da apenas trabajo cocinarlo.

martes, 21 de octubre de 2014

Tónica cooler

Me pirra el tomate, de cualquier manera. Llevo toda la vida queriendo probar un bloody mary, fíjate tú, pero todavía no lo he tomado nunca.
Aprovechando la tónica de Me Tonic que recibí con el Degustabox de septiembre, quise hacer algo similar, y sin alcohol, porque nuestro "mueble bar" tiene muy poquita cosa, y está claro que no iba a comprar vodka a propósito para marcarme el primer bloody mary de mi vida, porque eso lo tiene que hacer un profesional. :-) 

Buscando por la red, encontré este cóctel Tónica cooler que no está nada mal... ¿Alguien se apunta?



INGREDIENTES 
-1 tomate cherry (yo no tenía, así que lo eliminé)
-½ limón en zumo
-½ cucharadita de café de mostaza de Dijon
-½ cucharadita de café de mostaza a la antigua (yo puse otra de Dijon, porque a la antigua no tenía)
-3 toques de pimienta
-3 toques de sal
-6 golpes de salsa Perrins
-tabasco a elección (yo no puse)
-75 ml. de zumo de tomate (yo puse el doble, pa qué mentir...)
-Tónica hasta acabar de llenar el vaso 
-3 hielos (no lo ponía en la receta original)
PREPARACIÓN 
-Vaso Highball (yo aquí me tronchaba... ¡yo qué sé qué es eso! y da la casualidad que es el tipo de vaso en el que yo tenía pensado desde el principio presentar el cóctel: es un vaso similar a los de tubo pero es más ancho y algo más bajo. En la foto lo podéis ver comparándolo con la botella de tónica).
-Remover los ingredientes en el vaso mezclador (yo lo mezclé todo excepto la tónica en este vaso, lo eché en el vaso Highball y luego rellené con tónica).
-Decorar con 2 láminas de pepino y una rodaja de limón (yo ésta me la salté)

NOTAS
-Como ya os he dicho, yo le puse el doble de zumo de tomate, porque considero la tónica muy amarga, y había que compensar... jejeje
-Para tomar de aperitivo con unas aceitunitas en una terracita al sol (sí... este sol de octubre que nos tiene a todos en manga corta todavía...)
-No le hace falta alcohol para ser un combinado ideal



Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente la muestra de Me Tonic para probarla y reseñarla).

jueves, 16 de octubre de 2014

Degustabox septiembre

Hoy tenemos nueva caja de Degustabox, la de septiembre.
Una caja cargada de bebidas... ¡y muy ricas!, aunque también más cosas, ¿eh? jejeje. Esta vez ha habido productos que me han gustado mucho, mucho.

Si todavía no sois fans de su página en Facebook os estáis perdiendo la oportunidad de participar en concursos y estar informados de todas las novedades. También os recuerdo que en Twitter podéis contactar con ellos a través de su cuenta, o mencionarles @Degustabox.

Ya sabéis, porque os lo digo siempre, que cada caja tiene un precio de 14,99 € (gastos de envío incluidos), pero podéis adquirir la primera caja por 9,99 € si ponéis como código promocional 98RNA.
Y además, hasta finales de este mes, ¡sortean una caja Degustabox en Facebook! vamos... si no participáis es porque no queréis, ¿eh?


Si queréis ver el contenido de las otras cajas que ya he recibido, podéis chafardearlas aquí.

Y aquí tenemos el lote al completo de este mes:



Y ahora uno a uno, todos los productos:

Pringles jamón (1,91 €)


Hacía mucho que no comía Pringles. No son de mis snacks preferidos, me gustan más las patatas fritas comunes porque están menos procesadas, pero es verdad que con las Pringles no se puede tomar sólo una. Tienen un muy buen sabor, me han gustado mucho, así que las considero una buena alternativa a las de sabor original.


Evidentemente, no he llegado a hacer ninguna receta con ellas, porque entre pitos y flautas se acabó el paquete en un periquete... jejejeje

-----



Unos panecillos de pan tostado con sabor a brioche... pero, pero....... ¡qué inventazo! había probado algunos biscotes con frutas, que eran algo dulces, pero como éstos no había probado NADA. 
Abrir el paquete era ya toda una experiencia: ¡qué aroma! Me recordó a una temporada en que comprábamos medias lunas (panecillos del estilo brioche) y los tomábamos para desayunar, a vecesp pasándolos vuelta y vuelta por la sartén... ¡ummmm!
Y a mí me encanta combinarlos con salado también, esas combinaciones me encantan.

Abrí el paquete y desayunamos dos días con ellos... casi sin darnos cuenta se nos estaba acabando el paquete sin haberle hecho algunas fotitos. Éstos de las fotos son los últimos que quedaban:


Combinaciones con salado: jamón dulce y tomate cherry, queso, jamón serrano...
Combinaciones con dulce: queso crema con mermelada de limón, margarina con mermelada de fresa, queso crema con Nocilla de avellanas (combinación fantástica)...

Están crujientes, pero no duros, tienen el nivel de tostado fantástico, su sabor es muy rico y el aroma es embriagador.


Ayer en el súper de al lado de casa vi que tenían algunas variedades de esta marca. Es un Sorli Discau, y muchos productos delicatessen o de importación que he probado en las cajas Degustabox los tienen allí. Desgraciadamente, de entre las variedades de Krisprolls no están estos de brioche. ¡Por favor, pido encarecidamente a la marca que los lleve a todos los supermercados!

Sencillamente, fantásticos.

-----



El sabor Citrus Punch (de la botella pequeña) ya lo habíamos probado, no nos había gustado demasiado aquella vez, pero ahora nos ha gustado más. No sé si ha cambiado algo de la receta, o nuestro paladar... jejeje. 

Ahora tocaba probar el sabor Island Punch (con piña, plátano y naranja). Igual que el otro, un 9% de zumo, pero me llamó la atención que en la etiqueta ponía "sin azúcar" pero ésto aparecía tachado, porque realmente sí que tiene azúcar añadido. Me ha parecido poco serio, la verdad, y el sabor tampoco me ha terminado de convencer, y eso que yo soy una fan empedernida del plátano.

-----

Fideos instantáneos de pollo Maruchan (distribución por Veldis) (1,10 €) 


Este tipo de platos están bien para una urgencia, o un día extremadamente vago en el que no tenemos nada preparado y no queremos complicarnos en la cocina. Lo malo, como pasa con muchos productos del estilo, es que lleva grasas hidrogenadas, de esas que tanta tirria les tengo…

Se prepara como otros productos similares del mercado, calentando agua en el microondas (no te dice cuánta cantidad), y cuando ésta hierve echarla en el envase hasta llegar a la marca y dejar reposar 3 minutos.
Si se come directamente del envase (que imagino que es lo más común, porque si estamos vagos para cocinar también lo estamos para fregar cacharros…) cabe decir que este envase de porexpán no me ha gustado demasiado. Aceptamos que es más difícil quemarse con este envase pero cuando metes el tenedor para “pinchar” los fideos puedes hacer microagujeros, que podrían llegar a romperlo y que se derramase todo encima del comensal, que se lo está comiendo tan ricamente sentado en el sofá. ¿Quizá está hecho para comerlo con palillos? Así es verdad que no se pincharía el envase, pero yo con ellos no me apaño... :-)

Sobre el sabor, está bueno, pero como pega (aparte de las grasas de palma que ya he dicho) decir que al ser tan largos los noodles y quedar con líquido, los tropezones (maíz, guisantes, zanahoria…) se escurren y se van quedando al fondo del envase, así que te los acabas comiendo al final de todo. También, al final del envase, quedan algunos restos de "polvos" que no se han deshecho bien durante la preparación, pese a haber removido bien el producto antes y mientras lo comía.




Y mi pregunta, en este caso (como en tantos otros) es: ¿tan difícil es conseguir un producto de estas características con aceites y grasas saludables? Aparte de abaratar el precio de producción, ¿la grasa de palma aporta algún beneficio organoléptico al producto?
Recomendaría el producto, si no fuera por este tipo de grasas.

Por último, como detalle, la “curiosa” traducción que aparece en el envase:



-----

Nocilla almendras (1,90 €)


Cuánto tiempo hacía que no tomaba nocilla... La verdad es que no me gusta comprarla porque sabiendo que tengo en casa no soy capaz de no tomarla, y pienso en comenzar la dieta cuando acabe el bote, y por tanto quiero acabarlo pronto, y así entramos en bucle nocillero... En fin, seguro que a muchos os suena. El bote ya nos lo hemos pulido, así que mañana empiezo la dieta... Jajaja.

A mi marido no le ha gustado demasiado, a mí me ha gustado más. Igualmente, nos gusta más la versión original, de avellanas. 
Quería hacer alguna receta, pero cuando me quise dar cuenta ya sólo quedaban un par de cucharadas. (Que no se me molesten las marcas, porque eso es muy buena señal, ¿eh?)

Con eso llegué a hacer una especie de crumble, que vi en un recetario de Nocilla, pero hecho a mi manera, es decir, a lo loco, sin medidas. Casi que me da vergüenza enseñar foto, pero haré el esfuerzo... :-)


Galletas maría chafadas en el fondo del vaso de Nocilla, unas castañas en almíbar encima y una crema hecha con Nocilla de almendras, queso crema y un poquito de leche. Yo dejé la crema de Nocilla demasiado líquida, pero quedó de vicio.


¡Y me encanta este vaso de Nocillaaaaaaaaa!
Compraría la Nocilla original antes que ésta, pero no le haría el feo si estuviera de oferta más barata que la original.

-----



Me llamó la atención el producto por varias cosas, principalmente por el logo de "Oliving". Vaya plagio de Creta Granjas, pensé, hasta que miré en la web y me di cuenta que Creta Granjas es de Argal, así que ya descansé tranquila... jejeje. 
También me llamó la atención que no necesitase frío. Así pues, me metí el envase en el bolso y me lo comí en el trabajo como tentempié. Para abrirlo tuve un poco de problemilla (básicamente porque no me leí las instrucciones), y el primero de los dos bocaditos lo saqué a presión, y la cosa asustaba, era un poco fálica... jajaja. Con el segundo ya no tuve problema. El sabor no me terminó de convencer porque todos los fiambres me gustan en lonchas finitas, y al comerlos a bocados el sabor cambia sustancialmente, y también me resultó raro tomarlo a temperatura ambiente, creo que me hubiera gustado más refrigerado.


Pese a esto, la idea es francamente buena. Hasta ahora habíamos visto algunos snacks protéicos (fuets, chorizos...), que aunque fueran en versión light no eran demasiado propios para una dieta baja en grasas. Este snack tiene un 2,5% de grasas (de las cuales un 1,7 son grasas saturadas), y menos de 60kcal por paquete, así que me parece una muy buena opción, que volveré a probar, en su versión de jamón cocido, que generalmente me gusta más.

-----



Me encantan los refrescos en botella de cristal, y tomarlos de la botella directamente, por supuesto. Nada de vasos ni cañitas... Ummmmmmmmmmmmmm!!!
Con éstos, aunque en los folletos proponían algunos cócteles para mezclarlos, yo he querido tomarlos solos.

Me Orange y Me Citrus me gustaron mucho. Ambos sabores tienen una burbuja muy fina y agradable al paladar. Me Orange tiene un sabor fascinante, no es demasiado dulce, y me ha gustado mucho más que otros refrescos de naranja del mercado.
Me Citrus tiene un sabor ácido bastante natural, no como otros refrescos del mercado que saben demasiado azucarado y artificial.

De entre los dos, me quedo con Me Orange, pero ambos para tomarlos solos y así paladearlos sin enmascaramientos... :-)


Con Me Tonic os mostraré un cóctel sin alcohol, de los "saladitos" como a mí me gustan, porque la tónica no es santo de mi devoción, y sola sabía que no la iba a tomar...

-----



Nunca había probado las bolsitas de fruta, y la verdad que tenía ganas.
No están mal, pero prefiero las compotas. Lo que más me gusta es el envase, tan cómodo de llevar a todos lados. En especial, me ha gustado esa boquilla para tomarlo, que para mí es tan agradable a la boca como los palos de las piruletas o los huesos de las cerezas, que me los puedo dejar largos ratos en la boca después de haberme tomado la parte comestible... jejejejeje. 
De sabor me ha gustado algo más el de plátano, aunque no hay demasiada diferencia entre ambos. No entiendo por qué en la parte delantera del envase pone con dibujos y letras de mayor tamaño plátano o fresa, si cuando miramos los ingredientes vemos que el de plátano lleva un 77,9% de manzana (plátano "sólo" 20,4%), y el de fresa un 72,3% manzana y "sólo" un 21,6% de fresa. La manzana es la auténtica protagonista, y enmascara demasiado el sabor de fresa o plátano respectivamente, que para mí deberían ser el sabor principal.
Tampoco me ha gustado que lleven azúcar. Aunque el 90% sea fruta, he comparado con varios otros similares del mercado y no he encontrado que ningún otro lo añada. 

Por el azúcar y porque considero que el embalaje proporciona información engañosa no creo que lo compre en un futuro.

-----

Agua de coco Zico (1,79 €)


Hace unas semanas vi en una serie que tomaban agua de coco. En aquel momento recordé haberla visto en algún supermercado pero no volví a pensar en ellos hasta que recibí el agua de coco Zico. No me resistí y la probé directamente, al natural, sin meterla en la nevera antes. Qué recuerdos... Como cuando en casa se compraban los cocos enteros y mi padre cogía el martillo para abrirlo... El agua del coco la colábamos para que no tuviera impurezas y nos la tomábamos... ¡qué rica!

Ahora que he leído sobre las propiedades que tiene (baja en calorías, sin azúcares añadidos, rico en potasio y magnesio, ideal como reconstituyente después del ejercicio), sin duda me paso al agua de coco, y me olvido de bebidas reconstituyentes, que generalmente vienen cargadas de azúcares, y eso pa la dieta (sí... esa dieta que empiezo mañana, después del atracón de Nocilla...) no va bien. 

Lo que no puedo es comparar con otras marcas, para valorar si la marca Zico es mejor o no que otras, pero sin duda, profundizaré en el tema. 

¡Me ha enamorao!

-----



Recibí la caja en el trabajo, pasó el día a temperatura ambiente, llegué tarde a casa y sólo vi los productos por encima. Me senté en el sofá después de cenar y me puse a revisar la hoja que viene siempre en la caja en la que te explica todos los productos ¡y ahí me di cuenta que este gofre debía guardarse en la nevera! 
Creo que debería haber estado informado del producto fresco en el mail en el que se avisa que ya han enviado la caja, y también en la propia caja podría haber venido alguna pegatina que lo advirtiera.


Por suerte no hemos tenido problema y el gofre ha aguantado las horas fuera de la nevera.
Lo hemos calentado en la tostadora y nos lo hemos comido divinamente, con nata montada, una cereza en almíbar y unos pegotes de nocilla...


¡Estaba bueníiiiiiiiiisimo!

-----

Aceite de oliva ByPepa

El envase me resultó muy cuco, lo metí en la bolsa del tupper para llevarlo a trabajar. Usé una parte para aliñar una ensalada, el resto lo guardé. Parece que el tapón no cierra bien y se me derramó el resto por la bolsa. ¡Un show!


El sabor del aceite es bueno, aunque querría haber usado el resto del envase para poder valorar más sus matices de sabor...


Esta caja me ha gustado mucho, hay muchos productos que me han convencido y que seguro que compraré en alguna ocasión. Los que más me han gustado y sorprendido, en este orden: panecillos tostados Krisprolls brioché y agua de coco Zico, seguidos de cerca del gofre Manneken Pis y los Bocaditos Argal Oliving. Los que menos me han gustado, o me han resultado indiferentes: Refresco Tampico Island Punch, Gogo Squeez y Me Tonic, porque la tónica no me llama en absoluto...



Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).