viernes, 19 de septiembre de 2014

Degustabox agosto

¡Hola! ¿Qué tal va el inicio de curso? yo, aunque ya no soy estudiante, trabajo en una universidad, así que vivo el inicio de curso muuuuuy intensamente, ¡quizá hasta demasiado!
Y la vuelta a los tuppers cuesta, la verdad, pero bueno, poco a poco nos tenemos que ir acostumbrando de nuevo a ir con el tiempo justo y todas esas cosas... y a disfrutar de los días de fiesta al máximo, aunque de aquí a finales de año, por si no os habíais dado cuenta, de fiestas... ¡como que pocas!
Hoy vengo a explicaros los productos que he recibido con la Degustabox de agosto, especial Vuelta al cole.

Si todavía no sois fans de su página en Facebook os estáis perdiendo la oportunidad de participar en concursos y estar informados de todas las novedades. También os recuerdo que en Twitter podéis contactar con ellos a través de su cuenta, o mencionarles @Degustabox.

Ya sabéis, porque os lo digo siempre, que cada caja tiene un precio de 14,99 € (gastos de envío incluidos), pero podéis adquirir la primera caja por 9,99 € si ponéis como código promocional 69C3L.


Si queréis ver el contenido de las otras cajas que ya he recibido, podéis chafardearlas aquí.


Y aquí tenemos el lote al completo:




Y ahora los productos... uno a uno:



Las Tokyo style son onduladas y tienen salsa teriyaki, y las París Style lisas y tienen crema de setas (en la foto de abajo están al revés, no las confundáis).

La verdad es que ambas están muy buenas, aunque ya sabéis que tengo predilección por las onduladas. También destaco que en las París Style (lisas) sí que se distingue un sabor a setas, muy bueno, por cierto, pero en las Tokyo style no fui capaz de diferenciar el sabor, y aunque sí son diferentes a unas patatas onduladas tradicionales (sin sabor) no hubiera sido capaz de diferenciar de qué se trata.


A veces no sé hasta dónde va a llegar la fiebre de saborizar las patatas fritas, y hasta da un poco de yu-yu, porque realmente estamos hablando de más "potingues" que le añaden a las ya poco saludables patatas fritas, pero por comerlas de vez en cuando no vamos a sufrir.
La verdad es que la cata ha sido muy buena, y las de crema de setas nos han sorprendido gratamente. Las recomendaría para aquellos a los que les guste probar nuevos sabores y sean fans de las patatas fritas.

-----



Poco hay que decir de estas galletas, porque creo que todo el mundo las conoce. Ya hace años que están en el mercado, y si siguen teniendo el mismo tirón por algo será. Están muy buenas, satisfacen más que una galleta tipo maría aunque para mi gusto no son apropiadas para mojarlas en la leche. Bueno... yo de hecho no mojo demasiadas cosas en la leche, pero entre las pocas cosas que me gusta tomar así no están éstas.


Junto con las galletas venía un folleto en el que explican su Compromiso Harmony, basado en 4 puntos: trabajar con proveedores cercanos, mejorar la calidad del trigo, preservar la biodiversidad local y garantizar la trazabilidad. Se trata de una manera más responsable y ecológica de producir, y eso siempre es bueno, aunque seguro que algún punto podrían mejorar, porque los proveedores locales podrían estar aún más cerca de las plantas de producción (tengo una planta de producción al lado de mi casa, pero los proveedores más cercanos están en otra comunidad autónoma...)

Si todavía no habéis probado estas galletas, no sé a qué esperáis, porque la verdad es que están bien ricas, y en cierta manera estamos ayudando a proveedores locales, con lo cual, un punto extra.


-----



Ya había recibido esta variedad en la caja de noviembre, y antes de eso también la había podido probar, y aunque tenía intención de usarla en alguna receta, no conseguí encontrar dónde ni cómo. Ahora sigo igual, y la verdad es que esta variedad es la peor de las que ha sacado Vichy. La de limón tiene un pase, pero con esta no me llevo nada bien, ni dándole esta tercera oportunidad... No creo que vaya a durar mucho en el mercado, y creo que ha sido un desacierto de la marca.


-----

Cruzcampo Radler (0,58 €/ud.)


Hace años veía impensable tomarme una cerveza, pero cada vez me gusta más. No para tomar muchas, ni para tomarla en cualquier situación, pero una, con la edad, le va cogiendo el gustillo.
Las cervezas con limón son muy refrescantes, y con la cantidad de alcohol reducido, así que resultan ideales, y de éstas he probado unas cuantas.

Hace poco probé la Amstel Radler y ahora la Cruzcampo Radler. Las dos del mismo grupo, y las dos muy buenas, recomendables.


-----



Las cookies me gustan mucho. Hubo una temporada que teníamos en casa bastante a menudo, pero ya hacía tiempo que no las comíamos. Éstas están muy buenas. La galleta tiene una textura y sabor ideal, el chocolate es fantástico, y aún me gustan más los trocitos de nueces de macadamia.

Además, en el propio paquete viene un "truquillo", que no pude dejar de probar: meter la galleta 15 segundos en el micro, para que el chocolate se deshaga un poquito y la galleta se temple. Lo probé muy ilusionada, pero la galleta perdió ese punto crujiente, y no me compensó.


Lo que yo no entiendo es por qué viene el paquete medio vacío. Las galletas en bandejas de plástico en dos pisos, pero las bandejas venían medio vacías, y aunque el peso indicado en el paquete no mienta respecto al peso real del contenido, me da una rabia enorme encontrarme con los paquetes así, a medias, que parece que alguien lo haya abierto y se haya comido ya la mitad, así que para mí el envoltorio/packaging es un punto negativo.

Por el precio que tienen no creo que las compre, las considero demasiado caras para mi bolsillo, aunque en la cata les pongo muy buena nota.


-----

Kit Kat cookies and cream (0,40€/ud.)


El Kit Kat es un snack fantástico. No es excesivamente empalagoso, el chocolate Nestlé no tiene igual, y al llevar una buena cantidad de galleta (más bien, barquillo) te sacian más, y quizá son más sanos que otros similares.
Esta variedad lleva chocolate blanco (la supuesta crema) y el sabor del barquillo puede recordar a las cookies. Está muy bueno, sobre todo después de mucho tiempo sin probarlos, aunque prefiero más el sabor original... y eso que soy muy fan del chocolate blanco, pero éste lo convierte en algo empalagoso.



Si estuviera en el súper y tuviera que elegir, me quedaba con la versión original. Además... estos mini son demasiado minis... a mí me gustan los grandes... jejejeje.


-----



En la caja de noviembre recibí unas variedades de Trident 40 min., y yo, que no estoy muy puesta en las variedades de chicles, pensé que todos los Trident pasarían a ser de 40 min. de frescor, pero no. Lo he comprobado con estas variedades. El sabor no perdura tanto como en las variedades 40 min., y lo noto más duro al mascar, no es tan agradable como otras variedades Trident.
El sabor de melón-sandía no me ha gustado demasiado, el de eucalipto sí, sólo quedaría valorar si despeja al estar resfriado, tal como lo hacen los caramelos de eucalipto habituales.

Prefiero los Trident 40 min., pero me ha gustado mucho el sabor de la variedad eucalipto.
-----

Salsas Hellmann's Curry-Mango y Hellmann's Patatas Deluxe (1,54 €/ud.)


Hace algún tiempo que no encontrábamos en el súper la salsa de patatas deluxe que usábamos para hacer las bacon and cheese fries, y me he alegrado mucho de que Hellmann's haya sacado esta variedad.

Con ella hemos hecho unas patatas deluxe, siguiendo la misma receta que usamos hace tiempo, y ¡está buenísima! Y como la receta original (publicada el 21/2/2012) tenía una única foto, no muy buena, voy a reeditar la receta en una entrada aparte, y así veréis las fotos.


Al contrario, la salsa de curry y mango no me ha gustado nada... Siempre pruebo la salsa tal cual, una pizca en el dedo, y así decido cómo la voy a usar... pero no la he sabido usar. He probado con pollo, con arroz, con pescado blanco... y no me gusta nada el sabor que le da a ningún alimento, así que en absoluto la compraré. 


-----



Tuve la ocasión de descubrir la pechuga de pollo enlatada de Casa Matachín en la Degustabox de enero, y creo que es de los productos que realmente me han gustado y he comprado varias veces desde entonces. 

La primera ocasión probé la pechuga de pollo en aceite de girasol, y esa era la variedad que he comprado ya dos o tres veces. Esta vez le ha tocado el turno a la versión al natural, y he quedado encantada igual que con la versión en aceite.

Es una idea genial poder tener proteína enlatada que no sea pescado (atún, sardinas, etc.). Se puede añadir a infinidad de platos, no sólo a ensaladas. Yo he hecho una receta a la que le tengo mucho cariño desde siempre y que todavía no he mostrado en el blog. Aunque generalmente la hacíamos en casa con atún, esta reversión con pollo ha quedado fantástica. Y... ¡hasta aquí puedo leer! porque ya la veréis en la próxima entrada... :-)


-----



Estos platos van fantásticos para un día que tienes que llevarte tupper al trabajo pero no tienes ganas de cocinar. Lo habría guardado en la despensa para gastarlo cuando realmente lo hubiera necesitado, pero lo probé para daros mi opinión.


Se trata de una ración, con un trozo de atún entero (más grande que la cantidad que viene en una lata normal de atún) con cebolla y salsita.

Se calienta en el microondas (1 minuto) o al fuego (2 minutos). Al abrir el envase ya notamos el olor a cebolla, pero también a plato precocinado. 
Al probarlo, la textura y sabor del atún no es la que tiene el atún fresco cocinado. La textura se parece mucho al atún enlatado, y el sabor me resultó muy similar al del atún en escabeche. La textura de la cebolla sí que es correcta, pero la salsa no invita a tomarla mojando pan, por ejemplo.


En definitiva, no me ha parecido un sabor demasiado natural, dudo que lo comprase. He probado otros platos precocinados de atún de otras marcas que me han gustado más que éste.


-----

Muestras gratuitas de Serum facial antiedad y crema hidratante para la cara (FPS 20), de Crea-m


No conocía la marca Crea-m, que se trata de una marca española que no hace mucho que existe, aunque todo su packaging venga en inglés (¿será para que parezca más fashion y así vender más?).
Con una muestra que da para 2 días no soy capaz de valorar demasiado si me gusta una crema, aunque sí podría valorar que no me gustase. Ése no ha sido el caso. Me ha gustado, tanto el serum, que deja la piel resplandeciente, como la crema hidratante, que tiene FPS 20, aunque en el sobrecito no vi que pusiera que lleva protección solar (!!!!!), y la usé con un poco de recelo. No ha sido hasta que no he visitado la página web que no lo he visto. 

El precio es similar al de otras cremas, y podemos colaborar con ellos para dar a conocer la marca. Hay que ayudar a las marcas españolas, así que os invito a que compréis sus productos.

Me he quedado con las ganas de probar el producto durante más tiempo y también de probar otras variedades de su gamma... ¡por pedir que no quede!





Como resumen, los productos que más nos han gustado son la pechuga de pollo al natural de Casa Matachín, la salsa deluxe de Hellmann's y KitKat, seguidos de cerca por Cruzcampo Radler, las cookies de Pepperidge Farm y las patatas fritas Vidal. Los que menos, Vichy Catalán y la salsa de curry y mango de Hellmann's.


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).


lunes, 25 de agosto de 2014

Empanadillas de pizza y empanadillas de sobrasada

Justo antes de marcharnos de vacaciones, por pocos días que nos vayamos fuera, me gusta dejar la nevera bastante vacía. El congelador querría, pero eso es algo imposible, así que me focalizo en no dejar huevos, leche u otros productos perecederos en la nevera.



Este año no iba a ser una excepción, y antes de irnos al Valle de Broto (Huesca), donde hemos pasado una semana estupenda, tenía que gastar unos paquetes de masa de empanadillas y otros restos que había por casa.

Este fue el resultado...



INGREDIENTES

-Obleas para empanadillas
-Aceite para freír

1) Empanadillas de pizza:
-Pinchitos de pollo
-Queso mozzarella rallado
-Salsa barbacoa
-Orégano

2) Empanadillas de sobrasada:
-Sobrasada (yo en rodajas)
-Queso mozzarella rallado


PREPARACIÓN
-Sacar el paquete de obleas para empanadillas de la nevera, para que pierdan la rigidez por el frío y así poderlas manipular
1)
-Cocinar los pinchitos a la plancha
-Una vez que se hayan enfriado y los podamos manipular, picarlos con un cuchillo o, si no tenemos traza, con una picadora, pero no demasiado
-Mezclar con queso rallado, añadir un chorro de salsa barbacoa y orégano (cantidades al gusto de todos los ingredientes)
-Separar cada empanadilla, poner una cucharada del relleno en el centro, doblar (ayudándonos del papel que traen), y cerrar los bordes con el tenedor
-Freír
-Escurrir sobre papel absorbente de cocina


2)
-Colocar una rodaja de sobrasada en el medio de la oblea
-Añadir queso rallado al gusto
-Doblar (ayudándonos del papel que traen), y cerrar los bordes con el tenedor
-Freír
-Escurrir sobre papel absorbente de cocina



NOTAS
-Si tardamos en manipular la masa de las empanadillas y hace calor podemos encontrarnos que al sellar los bordes con el tenedor éstos no se queden pegados. Bastará con humedecer un poco los bordes (puede ser con el dedo mojado en agua) y ya podremos sellarlas sin problema.
-Podemos hacerlas al horno (opción mucho menos calórica), pintándolas con huevo batido y horneándolas durante 20-25 minutos. Yo no me atreví, por el calor que hacía, y porque estaba acabando los restos de la nevera y los huevos que tenía eran para tortilla.
-Las empanadillas de pizza están mucho mejor una vez frías del todo, mejor de un día para otro.
-A éstas se les puede añadir concentrado de tomate en vez de salsa barbacoa (es lo que yo echo como salsa cuando hago pizza) pero esta vez no quería abrir una lata, ya que se trataba de gastar restos, no de dejar más cosas abiertas en la nevera... jejeje.
-Las empanadillas de sobrasada hay que escurrirlas MUY BIEN. Están mejor una vez tibias, pero sin esperar al día siguiente.

sábado, 9 de agosto de 2014

Minihamburguesas delicatessen

Hace poco que en Mercadona tienen minibollitos para minihamburguesas. Ya los había visto en otros hipermercados, pero no es lo mismo verlos una vez de tanto en tanto que verlos cada semana cuando vas a hacer tu compra habitual, así que tuve que echarlos al carro cuando recibí el Degustabox de este mes. Me dio la idea una de las recetas que vienen cada mes dentro de la caja, para usar en este caso la salsa gaucha de Ybarra. Venga, va... nos vamos a poner en plan delicatessen-guarri... jejeje.


INGREDIENTES
-200 gr. de carne roja (yo de potro, pero puede ser ternera, buey, mezcla...)
-1/2 manzana
-1 cucharada sopera de cebolla frita crujiente
-1 cucharadita de café de especias Ras el hanout
-1 pizca de sal
-1 cucharada sopera de vino blanco
-1 chorrito de aceite de oliva virgen extra

-Rulo de cabra mini
-1 cebolla
-1 cucharada de sirope de ágave
-2 cucharadas soperas de aceite de oliva
-1 pizca de sal
-Salsa gaucha Ybarra
-Minibollitos de hamburguesa

-Patatas fritas (patatas, aceite y sal) para acompañar


PREPARACIÓN
-Pelar y descorazonar la manzana. Rallarla con el rallador y meterla 2 minutos al microondas, tapada, para que no se reseque. Dejar enfriar.
-Mezclar la carne con la cebolla frita crujiente, las especias, sal, vino y aceite. Añadir la manzana cuando ya esté fría. Dejar macerar todo el conjunto cuanto más rato mejor, para que se mezclen los sabores.
-Cortar bien finita la cebolla, y ponerla a pochar con las 2 cucharadas de aceite. Cuando esté blanda, añadir el sirope de ágave y sal al gusto, y dejar que se acabe de cocinar y caramelizar.
-Dividir la mezcla en 8 porciones de similar tamaño, y aplastarlas entre las manos con las palmas huecas, para compactar la carne, pero no dejarlas extraplanas.
-Echar las hamburguesas a la plancha, y en el último momento añadir una rodaja de rulo de cabra encima. Éste se ablandará suavemente.
-Montar las hamburguesas en los bollitos: primero 1 cucharadita de postre de salsa gaucha, luego la hamburguesa con el queso y la cebolla caramelizada encima.

Si queremos, podemos acompañar el plato con algo de lechuga limpia (quien quiera la podrá añadir a las hamburguesitas) y patatas fritas como más nos gusten (éstas de corte grueso).


NOTAS
-Cuando he querido hacer hamburguesas caseras siempre he dudado cómo aliñar la carne, pero esta vez han sido un acierto. El toque de la manzana y la cebolla frita dentro de la masa de las hamburguesas le ha dado un toque dulce, mientras que las especias Ras el hanout le han dado un toque picantito de contraste, y similar a los pinchitos.
-La salsa gaucha le va muy bien a las hamburguesas, y el rulo de cabra y la cebolla caramelizada contrastan también con el dulce-picante del resto de los ingredientes.
-Con 2-3 hamburguesas por ración ya es suficiente, aunque se pueden poner entre un surtido de aperitivos,con una única unidad por comensal.
-Recomendable todo y para repetir, tanto el aliño para la carne como los demás complementos al montar la hamburguesa.


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente la salsa gaucha Ybarra para probarla y reseñarla).

viernes, 8 de agosto de 2014

Merluza a la sidra

¿Seguís con la intriga de qué es aquello que cociné con la sidra Bere de la caja Degustabox? Seguro que algunos ya lo habéis adivinado. Sí, ¡merluza a la sidra!

Pues nunca la había cocinado y ha sido todo un descubrimiento. Miré varias recetas por internet, entre otras la de Karlos Arguiñano, y luego hice la receta a mi gusto... chimpón. Espero que os guste y que os animéis a hacerla.



INGREDIENTES
-2 lomos de merluza
-1 cebolla
-1/2 manzana
-2 dientes de ajo
-1 tomate rallado, sin piel ni pepitas
-1 cucharadita de postre de pimentón dulce ahumado de la Vera
-3/4 de vaso de sidra Bere
-Aceite de oliva virgen
-Harina
-Sal



PREPARACIÓN
-Salar y enharinar los lomos de merluza. Dorar vuelta y vuelta en una cazuela ancha y baja, en la que habremos echado aceite de oliva virgen hasta cubrir el fondo. 
-Reservar la merluza sobre papel absorbente de cocina.
-Picar la cebolla y la manzana y pochar a medio fuego en el aceite que nos ha quedado en la cazuela. -Cuando la cebolla esté blanda, subir un poco el fuego añadir el ajo picado y el pimentón, y subir un poco el fuego para dorarlo. A continuación, añadir el tomate rallado, sazonar con sal al gusto, y remover un par de minutos sin bajar el fuego. 
-Agregar la sidra y mantener a fuego vivo destapado y removiendo, para que se evapore el alcohol de la sidra.
-Pasar la salsa por la batidora hasta que quede más o menos fina, según nos guste. Si la salsa está muy espesa se puede añadir un chorro de agua, o mejor aún, caldo de pescado (o pastilla de pescado diluida en agua).
-Agregar la merluza en la salsa para que haga "chup-chup" un rato, a fuego muy bajo, y con mucho cuidado porque la merluza se puede deshacer enseguida y no quedaría bonita a la hora de servirla.
-Servir añadiendo salsa al gusto por encima y espolvoreando con perejil picado.


NOTAS
-La merluza queda muy jugosa y perfecta acompañada de la salsa.
-En la salsa es imprescindible una buena sidra y un buen pimentón. Sin ellos el plato no sería el mismo.
-Si nos gustan los tropezones, podemos no pasarla por la batidora, aunque entonces tendremos que hacer los trocitos de cebolla y manzana muy pequeñitos para que sean agradables al paladar. Yo la prefiero batida.
-No hay que olvidarse de poner el pan en la mesa... ¡volará!
-La repetiré de nuevo, y probaré en versión light, evitando la fritura tanto de la merluza como de la cebolla, y optando por cocinar al vapor, y con poca grasa. No será lo mismo pero ya estaremos alegrando el pescado al vapor típico de dieta.
-Se puede acompañar de un culín de sidra, claro está:





Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente la sidra Bere para probarla y reseñarla).

jueves, 7 de agosto de 2014

Degustabox julio (especial verano)

Desde Degustabox se pusieron de nuevo en contacto conmigo para saber si estaba de vacaciones, o podía publicar el contenido de la caja de julio especial verano. Como llevo más de un mes de vacaciones blogueras, pero esta semana no tengo planes especiales, me he ofrecido voluntaria, que ya sabéis lo que me gusta probar cositas nuevas y dar mi opinión... jejejeje.

Si todavía no sois fans de su página en Facebook os estáis perdiendo la oportunidad de participar en concursos y estar informados de todas las novedades. También os recuerdo que en Twitter podéis contactar con ellos a través de su cuenta, o mencionarles @Degustabox.


Si queréis ver el contenido de las otras cajas que ya he recibido, podéis chafardearlas aquí.

Así pues, después del trabajo que supone, como siempre, probar todos los productos (jejejeje), aquí van mis reseñas de este mes. Hay algunos productos que tenía ganas de probar, y otros que ni siquiera conocía y me han gustado mucho...




Aquí el lote al completo:


Uno a uno...

 Font Vella Levité (0,90 €)


Agua con zumo natural. Y uno piensa... ¿zumo diluído en agua? básicamente lo que tenemos en cualquier zumo envasado, pues sí. Además, con azúcares añadidos... cosa que no me gusta, pues Font Vella, como marca, al menos a mí me da que pensar en agua ligera, sana, y ¿ahora le añaden calorías así, porque sí? yo creo que seguiría mucho mejor la idea de la marca si le añadiesen edulcorantes naturales, tipo stevia o ágave.
De sabor está bastante bien, pero claro, con azúcar todo está muy bueno. No deja de ser un refresco sin gas, con buena cantidad de azúcar y con un porcentaje bastante bajo de zumo natural, así que no creo que este producto tenga demasiado éxito, pues no creo que sea un producto que pegue con la marca. Además, en su página web ni siquiera nos muestran los ingredientes de su gamma Levité ni Sensación...

En resumen, buen sabor, pero nada especial en relación a otros productos del mercado. Desde mi punto de vista, no es un producto que represente a la marca.


-----

Paella valenciana Gastraval (4,90 €)



Desde hace años muchas marcas se dedican a hacer sus arroces con este formato: un bote con sofrito y el arroz aparte, generalmente sólo basta con añadir algo de agua al sofrito y agregar el arroz hasta que quede hecho.


Reconozco que todos ellos me chiflan. Son arroces que quedan realmente bien, con un sabor bastante natural, y ésta de Gastraval no es una excepción.
Generalmente el problema es que tienen pocos tropezones. Ésta tiene 3 o 4 alubias garrofón y el jamoncito del ala de pollo, además de otros trozos de pollo y bastantes judías verdes planas. No tiene conservantes, aunque sí el famoso glutamato monosódico y otros potingues (antiaglomerantes, malodextrina...).
El envase es para una sola ración, cosa que me parece muy acertada, ya que hay otras marcas que no ofrecen este formato, y para las personas que viven solas o como es mi caso, en el que a mi marido no le va demasiado el arroz, va de perlas, pues con esta cantidad sale un muy buen plato, sin que queden sobras (ya sabemos que el arroz cuando más bueno está es recién hecho...)


Cantidad suficiente, arroz de buena calidad, y resultado final estupendo. Precio apropiado. Con productos de casa (caldo de brick, verduras congeladas...) nos puede salir algo más barato, pero necesitamos una dedicación que en este caso nos la podemos ahorrar y el precio lo compensa.

No me gusta que en su página web no nos lleguen a mostrar la lista de ingredientes del producto, sólo una pequeña tabla nutricional demasiado resumida, en la que no podemos ver desglosadas las grasas, o la cantidad de sal.




-----

Salsas Ybarra (3,45 € -- 1,15€/ud.)


Recibí las 3 variedades: Gaucha (especial para carnes), Alioli y Cocktail

 

Las salsas Alioli o Cocktail son bastante comunes, y sabemos bien cómo usarlas. Yo, en este caso, probé la de Alioli con un pollo al ast, con sus patatas (todo ello comprado en la pollería de debajo de casa... jejejeje).
 El Alioli tiene un buen toque de ajo. En la foto se observa que el ajo no está triturado del todo, es un poco granuloso, cosa que le da más cuerpo y parece más artesano. Tiene un sabor bastante aceptable y es ideal para esta época de calor, así nos evitamos problemas de salmonelosis.

 

La salsa Cocktail es ideal para unos langostinos o una ensalada de pasta. En casa la tomamos con pocos ingredientes, pero bien rica: espirales de pasta, palitos de cangrejo, piña (si es natural, mejor que mejor) y maíz. Tiene un sabor muy bueno, aunque quizá es demasiado espesa para esta ensalada de pasta, y resultó un poco difícil de mezclar. Para mojar unos langostinos o unos espárragos va de perlas que tenga cuerpo, porque si no se suele escurrir. 
Igual que la salsa alioli, ideales para las épocas de verano y así olvidarnos del problema de consumir huevos crudos.


 La salsa Gaucha no la había probado nunca (o al menos no la recuerdo, y menos con ese nombre). La usé para unas hamburguesitas caseras que mostraré en una entrada posterior. Me ha gustado mucho, ese ligero toquecito picantito que tiene... y hasta para mojar patatas fritas le he encontrado el gustillo.

Como todos los productos Ybarra, de buena calidad y un sabor muy bueno. Suelen tener bastantes "potinguillos" pero cuando añadimos salsas a nuestros platos ya nos olvidamos un poco de mantener la línea, así que tomar una cucharada de vez en cuando no nos va a hacer ningún mal.
El detalle de que en la página web no aparezca un listado de todos los ingredientes y composición nutricional de cada producto te obliga a ir al súper y valorarlo insitu. Por favor... ¡añadid toda esta información en vuestra web, que hoy en día es tan importante como imprimirla en el propio producto!

-----

Fragata Snacking (2,94 € -- 0,98€/ud.)


 

3 variedades de aceitunas en bolsas de plástico y 2 de las variedades con zip para cerrar herméticamente el envase una vez abierto. Me ha encantado este tipo de envase, pues ocupa menos, tanto en casa como una vez deshechado en el contenedor amarillo.
Lo "malo" es que las aceitunas pueden venir un poco "chafadas", cosa que en lata no ocurre.
Las tres variedades eran aceitunas sin hueso, cada una con diferente aliño. Las que más me gustaron fueron las de limón con diferencia, seguidas de las mediterráneas y por último las andaluzas.
No conocía la marca, y me ha gustado mucho tanto el envase, que permite llevártelas fuera de casa y consumarlas en cualquier sitio (tienen poca cantidad de líquido, por tanto no hay que escurrirlas, y puedes consumirlas directamente del envase sin riesgo a cortarte si las quieres consumir desde la habitual lata.

Un producto a tener en cuenta, y que seguro que ampliarán la gamma con otros encurtidos o diferentes variedades.


 -----

Lay's Xtra Onduladas (2,00 € -- 1,00€/ud.)



Unas mini-mini-mini bolsas llegaron a casa. Imagino que, como suele ser habitual, con bastante aire en su interior, pero a causa del resto de los productos de la caja, reventaron, y llegaron sin aire, y algo abiertas. Además... llegaron bastante deshechas, por lo que no puedo valorar la característica de ondulado extra.
He probado otras marcas de patatas fritas extra onduladas y me encantan. Soy fan de las patatas onduladas más que las lisas, y con el extra ondulado disfruto mucho también. Lástima cómo llegaron (en la foto aparecen la totalidad de las patatas de cada bolsa):

A la izquierda, bvariedad Sour cream&onion, a la derechavariedad Ketchup&mayhonnaise, 
en medio, de arriba a abajo, Fragata Mediterráneas, Fragata Andaluz y Fragata Limón.

Tampoco puedo dar una opinión demasiado válida respecto al sabor, pues era difícil comerlas y por tanto saborearlas sin tener que rechupetearte las miguillas de los dedos.

Igualmente, el sabor que más nos gustó fue las de Ketchup y mayonesa, aunque a mí los toques agrios como el de la variedad Sour cream y cebolla me gustó también bastante.


 -----

Bebida orgánica Little Miracles (1,75 €)


 

Bebida orgánica energizante a base de té y lemon grass, zumo de naranja, jengibre, ginseng y como endulzante ágave, con tan sólo 26 kcal/100 ml.
Se están poniendo de moda estas bebidas, en las que cambiamos la cafeína por ginseng, y además obviamos gas y azúcar en favor de otras opciones más saludables.
Su sabor es muy suave, diría que demasiado, a cítricos, con el toque de jengibre tan característico. A mí que el jengibre no sé yo... pues no me ha terminado de gustar, ya que cuando lo bebes es como que sabe poco, pero al final deja un regusto picantito al jengibre.

No sé si pagaría 1,75 por un botellín de 330 ml. De todas formas, me ha parecido muy interesante y me gustaría tener ocasión de probar otras de sus variedades, creo que la variedad con cereza (y sin jengibre) me gustaría mucho más.


 -----

Kaiku sin lactosa calcio (1,52 €)



Yo consumo habitualmente leche sin lactosa, y ya he probado otras veces productos Kaiku sin lactosa. Con esta leche, nada más verla, me he preguntado de qué leche se trataba, pues no especifica si es entera, semi o desnatada. En los ingredientes se ve que es semi, que suele ser la habitual en los preparados lácteos "especiales". Acostumbrada a la leche desnatada, que es la que tomo habitualmente, ésta tiene más cuerpo, pero eso se debe a que tiene más grasa que la desnatada.
De sabor, es el típico sabor de leche. Cabe remarcar que la gran mayoría de leches sin lactosa que hay en el mercado tienen un sabor ligeramente más dulce, pero Kaiku mantiene el sabor habitual de la leche normal.
El mayor contenido en calcio y vitamina D de esta variedad no sé hasta qué punto considerarlo destacable. O sea, claramente un 40% más de calcio es destacable, pero la verdad es que últimamente desconfío de los productos enriquecidos (hasta de los complejos multivitamínicos) ya que puedes tomar calcio a cascoporro pero si tu cuerpo no es capaz de asimilarlo y absorberlo estamos en las mismas...
Igualmente, como no existen análisis fáciles para saber si nuestros niveles de vitaminas son los que tienen que ser, está bien que los productos de consumo habitual los incorporen, "por si acaso", siempre y cuando eso no implique un aumento del precio que el consumidor decida no asumir.
En este caso, la leche se mantiene con un precio similar al habitual, así que esperemos que Kaiku se decida a sacar leche entera y desnatada enriquecidas también con calcio.


 -----

Sidra Bere (1,40 €)

 

En casa no somos muy de sidras ni de cavas para beberlos tal cual, así que no puedo valorar demasiado este producto. Eso sí, nos encanta cocinar con ellos y nos encanta distinguir y valorar esos matices de sabor en los platos. 

Cuando hemos estado de vacaciones por Asturias, sí que nos hemos tomados unas sidrinas, y nos trajimos de recuerdo un buen juego de vasos, así que como pude, sin pringar la casa, eché un culín en el vaso para probarla.

 

Está rica, pero para mi gusto sólo para un culín, porque en seguida me cansa, así que con ella hice un plato que nunca había hecho pero me encantó el resultado. ¿Sabéis lo que es?


¡Tendréis que esperar a la próxima entrada para saberlo! jejejejeje...



 -----

Cócteles granizados Parrot Bay (3,98 € -- 1,99 €/ud.)


 El producto que más ganas tenía de probar, desde que lo vi anunciado en la tele hace un tiempo. Recibí las variedades de Mojito y Daiquiri de fresa.

Nos encontramos con una bolsa que tenemos que meter en el congelador durante al menos 8 horas. Después hay que dejarlo fuera para que se atempere unos 10-15 minutos, lo estrujamos y lo servimos.

Son formatos individuales, por lo que resultan ideales.


La textura del granizado está bastante bien, cuando chupamos no se queda el hielo transparente, como pasa con productos de menor calidad. Se nota el toque de alcohol (4,7º), y todos los saborizantes y azúcares.


Pese a tener muchos aromas y sabores artificiales,están bien ricos. Te mantiene entretenido un  buen rato, dándole con la cañita para que se vaya deshaciendo... Me parece una muy buena idea, la verdad.



Tanto a Alberto como a mí nos gustó mucho más el Daiquiri de fresa, que estaba algo más dulce, el Mojito no nos va demasiado, ni en su formato natural ni en éste.


Como resumen, los productos que más nos han gustado son los cócteles Parrot Bay, las salsas Ybarra y la paella Gastraval. Los que menos, el agua Levité de Font Vella y las patatas Lay's.


Este post ha sido redactado según el Código de Confianza C4C (Degustabox me ha proporcionado gratuitamente las muestras citadas para probarlas y reseñarlas).